Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pastor dice que PSE se sentará de nuevo en la Ponencia de Paz "si se vuelven a dar las condiciones"

Ve "bastante difícil" que el foro "pueda dar mucho de sí" con la única presencia de PNV y EH Bildu
El portavoz parlamentario del PSE, José Antonio Pastor, ha asegurado que su partido se sentará de nuevo en la Ponencia de Paz y Convivencia del Parlamento vasco "si se vuelven a dar las condiciones". Además, ha afirmado que será "bastante difícil" que, en la actual situación, con la única presencia de PNV y EH Bildu, este foro "pueda dar mucho de sí".
En una entrevista a Radio Popular, recogida por Europa Press, Pastor ha explicado los motivos por los que los socialistas no asistirán a la reunión de la Ponencia de Paz prevista para este próximo viernes.
A su juicio, este foro debe "dejar muy claro" el punto de partida, algo que no sucede ahora debido a la postura de EH Bildu, a la que han exigido que asuma el 'suelo ético'. "Probablemente, si ese paso no se da, no tiene sentido seguir en la ponencia", ha advertido.
Pastor ha advertido de que este asunto es algo sobre lo que el PNV deberá "pensar y reflexionar muy seriamente". Ha recordado que jeltzales y socialistas acudieron a ese foro "con un diagnóstico común compartido" y "una propuesta conjunta", la del 'suelo ético'.
"¿Ahora a quién hay que dirigir la mirada para una mayor exigencia? No será al PSE, tendría que ser hacia Bildu. Lo sorprendente es que nos hemos encontrado que el PNV, a quienes nos exige y reclama es a los socialistas, y no a quien tiene enfrente", ha señalado.
El portavoz socialista ha dicho tener "curiosidad" por saber "qué va a hacer ahora el PNV, con quién y de qué va a discutir en la ponencia". Ha llamado la atención, además, de que este foro discurriría sin que "ninguno de los partidos que han sufrido directamente el acoso de ETA, el asesinato y el terrorismo esté presente". "Parece bastante difícil que esa ponencia pueda dar mucho de sí", ha dicho.
Por otra parte, ha afirmado que "si se vuelven a dar condiciones en el futuro", los socialistas vascos estarían "dispuestos a asumir el compromiso" de volver a sentarse en la ponencia "para recuperar la convivencia bajo bases firmes". "Hoy por hoy, pensamos que esas condiciones no se dan", ha afirmado.
Pastor ha recordado que, en la pasada legislatura, después de un trabajo "arduo", se aprobó un suelo ético, refrendado por 73 de los 75 parlamentaros de la Cámara, y que "marca los mínimos democráticos que cualquier partido responsable debiera de respetar para favorecer la convivencia desde el respeto, la memoria, la reparación y la justicia".
El dirigente socialista ha añadido que, en esta nueva legislatura, con la desaparición de la actividad de ETA y la incorporación del "mundo de Batasuna" a la política, pensaba que había que intentar "el esfuerzo de que ese mundo que había estado fuera se incorporase también a los trabajos de la ponencia partiendo del suelo ético".
"Difícilmente se puede construir un edificio de convivencia si nos fallan los cimientos porque, al final se nos caerá abajo, lo construiremos en falso", ha advertido.
El dirigente socialista ha señalado que han sido ellos los que se han empeñado en poner en marcha nuevamente la ponencia, pero, a lo largo de las reuniones, han constatado las "reticencias" por parte de EH Bildu "a asumir la revisión crítica del pasado".
"Algo que los demás partidos hemos hecho sobre el pasado que a cada cual le ha tocado gestionar. Bildu, a día de hoy, se niega a asumir cualquier tipo de responsabilidad en lo que ha ocurrido en este país en los últimos años. Parece de sentido común que algo han tenido que ver desde el mundo de la izquierda abertzale en que la actividad de ETA haya perdurado durante tantos años, bien por activa o por pasiva, han colaborado en gran parte a que ETA haya seguido subsistiendo", ha afirmado.
A su juicio, "no vale con decir formalmente respeto el suelo ético", pero "a mí me interesan otras cosas" como pueden ser los presos o la política penitenciaria. "Ni una sola referencia crítica al pasado", ha agregado.
Pastor ha añadido que, antes del verano, vieron que la ponencia estaba "cogiendo mala pinta" y se estaba "atascando" y, por ello, se decidieron dar el verano para ver si EH Bildu "reflexiona".
El dirigente socialista ha indicado que lo que han comprobado es que "no solo no ha habido una evolución positiva, sino que ha habido incluso pasos atrás". "Se ha producido incluso una involución", ha agregado.
Pastor ha señalado que "como último cartucho" decidieron solicitar el aplazamiento de la reunión, pero "sorprendentemente el PNV ha sido mucho más exigente con nosotros que con Bildu" "Es a nosotros a quien nos ha pedido el PNV que hagamos una reflexión", ha añadido.
Tras indicar que EH Bildu "no se ha movido nada, salvo hacia atrás", ha manifestado que, si no hay una "revisión crítica del pasado" y las actitudes de EH Bildu "no se corresponden" con lo que establece el suelo ético, "no le vemos sentido a la ponencia". Por ello, han decidido no participar.
Pastor ha asegurado que el suelo ético "interpela fundamentalmente" a ETA porque ha sido "el principal causante del dolor en este país" y ha criticado que EH Bildu vuelva a querer establecer "esa especie de falsa equidistancia entre todas las violencias".
PACTO PNV-PSE
En relación al pacto cerrado entre PNV y PSE, ha indicado que es una "buena noticia" y es "magnífico" para la sociedad vasca. Pastor ha señalado que el Gobierno está "absolutamente necesitado de estabilidad parlamentaria", tras su decisión "equivocada" de gobernar en solitario.
Por ello, ha manifestado que estos nueve meses de Gobierno han sido un periodo "perdido" y que, tras el pacto, se abre "un nuevo tiempo" y probablemente el lehendakari, Iñigo Urkullu, "respire con mayor tranquilidad". En todo caso, ha señalado que el objetivo de este pacto no es "darle estabilidad" al Ejecutivo, ni darle "tranquilidad al PNV, ni cuajar un pacto de legislatura".
En materia fiscal, ha señalado que la reforma fiscal consensuada entre ambos partidos no tiene nada que ver con una "subida generaliza de impuestos" sino que se plantea una "mayor" presión fiscal a las rentas más altas.
Pastor ha indicado que habrá que ver si esos contenidos del acuerdo tienen el "adecuado reflejo" en el borrador de Presupuestos que presente el Gobierno. "Es evidente que, si existe esa buena voluntad por parte del Gobierno, como yo espero, se establecerá un clima mucho más favorable a la hora de poder alcanzar acuerdos presupuestarios, que tienen el horizonte del 2014 no más allá, a pesar de que el PNV está empeñado en alargarlo hasta 2016", ha apuntado.
Ante las críticas del PP al pacto, tras manifestar que la "subida generalizada de impuestos la ha puesto en marcha el Gobierno de Rajoy", ha asegurado que "no es el momento de los reproches".
Tras indicar que es un acuerdo "consistente" que "no esconde nada", ha asegurado que se busca sacar a Euskadi de la crisis "con mayor velocidad" y, en este sentido, ha añadido que "no hay nada que rechine ni al PP ni tampoco Bildu". "No sería malo que las cuatro grandes fuerzas tuviésemos puntos importantes de acuerdo en torno a este pacto", ha afirmado.
Pastor ha indicado que no nace con vocación de ser "un pacto excluyente" y ha añadido que puede entender que, "desde la rabieta o el desaire", el PP trate ahora "de elevar ahora un poco el tono y de encarecer el precio de un posible acuerdo" de cara a las propuestas fiscales, pero se "va a quedar" con otras expresiones del PP como sus llamamientos a su "vocación" de participar en el acuerdo. El dirigente socialista cree que "será posible".