Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pedro Sánchez verá el partido de la selección en casa tras dedicar la mañana a preparar el debate en Ferraz

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, verá el primer partido de la selección española en la Eurocopa en su casa, a donde se ha ido a descansar después de pasar la mañana en la sede del partido en Ferraz preparando el debate 'a cuatro' que tendrá lugar esta noche.
Según han informado fuentes socialistas, Sánchez ha repasado las últimas notas en su despacho de Ferra antes de marcharse a su casa, para descansar y seguir el España-República Checa, que comenzará a las 15.00 horas.
Esta noche acudirá alrededor de las 21.20 horas al Palacio de Congresos de Madrid, donde tendrá lugar el debate, acompañado por su mujer, Begoña Gómez, su hermano, David Sánchez y varios miembros de su equipo.
Estarán con él el secretario de Organización del PSOE, César Luena; el portavoz del Comité Electoral y encargado en la negociación del debate, Óscar López; su jefe de Gabinete, Juan Manuel Serrano; su directora de Comunicación, Verónica Fumanal, y la jefa de prensa del PSOE, Maritcha Ruiz.
DEBATE "EN POSITIVO" Y SIN "SALIDAS DE TONO"
El secretario general del PSOE dedicó la jornada del domingo a preparar esta cita, el único encuentro entre los cuatro candidatos a La Moncloa, junto a su círculo más próximo, miembros de su Ejecutiva y del equipo de gobierno con el que se presenta a estas elecciones, que llevan días preparando papeles sobre los diferentes temas que se tratarán.
Fentes socialistas han asegurado que Sánchez se plantea un debate "en positivo", porque quiere "aprovechar" la audiencia para explicar el proyecto del PSOE y las soluciones que ofrece a los desafíos a los que se enfrenta España.
Por eso, según estas fuentes, no habrá "salidas de tono ni ataques 'porque sí' a sus adversarios", aunque sí pretende dejar claro "por qué hoy sigue Rajoy": por el "bloqueo" del líder de Podemos, a quien los socialistas han visto más preocupado por los "sillones" que por los problemas de los españoles.
En cualquier caso, aseguran, mantendrá su tono "presidencialista" y anclado en la moderación. Mientras tanto, creen que el líder de Podemos saldrá con un tono conciliador, porque así se lo han recomendado, aunque terminará asomando su otra cara, la que llevó la cal viva al Congreso.