Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Plataforma por la Dimisión de Sonia Castedo advierte: "el grito de 'Castedo dimisión' va a seguir retumbando"

La denominada 'Plataforma Ciudadana por la Dimisión de Sonia Castedo ha advertido este viernes de que "el grito de 'Castedo dimisión' va a seguir retumbando en Alicante, por muchas pegas" que les pongan.
Así lo ha indicado Víctor Domínguez, representante de EU y uno de los portavoces de esta organización, integrada por 47 colectivos. La plataforma ha ofrecido este viernes una rueda de prensa en la plaza del Ayuntamiento de Alicante para explicar los motivos por los que Subdelegación de Gobierno ha denegado una concentración este mismo día, coincidiendo con el pleno municipal, para exigir la dimisión de la alcaldesa, Sonia Castedo, doblemente imputada en dos casos de presunta corrupción.
El portavoz de Podemos en la plataforma, Jesús Naranjo, ha explicado que, aunque en un primer momento, la concentración se admitió, el pasado lunes se denegó por la instalación de una infraestructura en la plaza consistorial con motivo de la festividad de Halloween.
Ante ello, el colectivo solicitó trasladar la cacerolada a la plaza de la Santa Faz, en la parte trasera del Ayuntamiento, pero también se rechazó, según Naranjo, porque se iba a proceder a la poda de palmeras.
Finalmente, Naranjo ha asegurado que la protesta no se ha admitido "por posibles alteraciones del orden público" y que se ha anulado "con un plazo menor a 24 horas". Además, ha apuntado que el desorden público "lo provoca una señora doblemente imputada, que está decidiendo el destino de esta ciudad" con "sus políticas antisociales".
Para Víctor Domínguez, ésta "es una muestra más de cómo funciona el Ayuntamiento de Alicante, opaco, donde tratan absolutamente de esconderlo todo", mientras que el representante en esta organización por parte de Compromís, Natxo Bellido ha afirmado que "ninguno de los que estamos aquí venimos a provocar desorden público".
En este sentido, desde este colectivo han adelantado que van a "adoptar medidas legales para denunciar toda la parafernalia para ir demorando la concentración y finalmente anularla con un plazo inferior a 24 horas".
MANIFESTACIÓN PARA EL 22 DE NOVIEMBRE
Asimismo, la Plataforma ha anunciado la convocatoria de una manifestación para exigir que la alcaldesa se marche del Ayuntamiento alicantino el próximo 22 de noviembre, que realizará su recorrido entre la Plaza de Toros y la plaza del consistorio.
Así, Víctor Domínguez ha considerado que "no nos podemos permitir seguir ni un día más con esta alcaldesa doblemente imputada, ni seguir ni un día más con esta ciudad manchada por la corrupción, con el Ayuntamiento paralizado y la gente pasando necesidad".
Por su parte, Natxo Bellido ha pedido al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y al de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra, que "se dejen de declaraciones e intenciones hipócritas y que si de verdad están en contra de que la señora Castedo siga como alcaldesa tomen medidas para que deje de estar en su grupo político y deje de ser alcaldesa".
Desde la Plataforma han pedido a la ciudadanía que acuda a esta concentración para pedir la marcha de Castedo y para "no dejarse acobardar ante unos derechos democráticos cercenados", en referencia a la denegación de la protesta convocada para este viernes.
RUEDA DE PRENSA EN UNA CAFETERÍA
El colectivo ha ofrecido la comparecencia de prensa en la terraza de una cafetería de la plaza del Ayuntamiento de Alicante, ya que la policía les ha impedido ofrecerla a las puertas de la casa consistorial debido, según uno de los agentes, a los trabajos que se están realizando en la plaza de montaje de un escenario para celebrar Halloween.
La plataforma ha pedido disculpas a los periodistas por "las condiciones en las que tenéis que trabajar" y ha calificado de "sabotaje" la decisión de anular la protesta.