Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía Municipal de Madrid desaloja cuatro fiestas con presencia de menores e intensifica el control de vigilancia

La Policía Municipal de Madrid ha desalojado este fin de semana cuatro fiestas de graduación de institutos de la Comunidad de Madrid con presencia de menores y ha intensificado el control de vigilancia en este tipo de locales.
El viernes por la noche un vecino de Fuencarral avisó al 092 de la policía municipal de Madrid debido la celebración de una fiesta en un local de ocio que tenía una orden de precinto. Los agentes comprobaron que el local tenía el cierre echado y había mucho ruido, y superaba en mas del 50 por ciento el aforo permitido por la legislación.
Tras ponerse en contacto con el encargado del local procedieron, en colaboración con otras patrullas, a desalojar el mismo, velando por la seguridad de los asistentes y comprobando como el aforo era superado en mas del doble de lo permitido.
El encargado del local se dio a la fuga durante la inspección, dejando su documentación en poder de los agentes y el local bajo la responsabilidad de la única camarera que había, la cual además, estaba sin contrato.
Entre los clientes, se encontraban 38 menores de edad que habían abonado 22 euros por una fiesta de graduación de institutos de Pozuelo de Alarcón y de torrejón de Ardoz, teniendo en teoría derecho a barra libre, 'dj' y personal de seguridad.
Por todo esto se procede nuevamente, al cierre del establecimiento sobre el cual recaía una orden de precinto desde el día 15 de abril al haber acumulado varias infracciones.
La policía municipal de Madrid llevaba comprobando el precinto del local del distrito de Fuencarral a diario dentro de las inspecciones habituales de locales de ocio.
En el distrito de Carabanchel, los agentes han tenido que volver a actuar en un local de ocio donde se estaba produciendo gran ruido, molestando gravemente a los vecinos. Al llegar al lugar, los agentes observaron una gran aglomeración de gente en la puerta del establecimiento.
En el local se estaba celebrando una fiesta privada y no había ningún responsable de la misma. Teniendo además, el aforo sobrepasado, se encontraban entre los asistentes hasta 53 menores.
En el distrito de Salamanca y tras recibir otra queja ciudadana sobre la presencia de gran cantidad de menores en un local, agentes de paisano proceden a comprobar como el local se encuentra con el cierre echado y música a gran volumen, una vez dentro comprueban que en el interior del mismo hay gran cantidad de menores de edad, celebrando la fiesta de graduación de un instituto de Madrid y cómo estaban sirviendo bebidas alcohólicas sin comprobar la edad de los clientes, a pesar de que el encargado manifiesta que se ha identificado a los menores de edad para que no se les sirva alcohol.
En Puente de Vallecas, en un local de la calle Doctor Salgado se procedió también a desalojar a 30 menores que se encontraban realizando otra fiesta con consumo de bebidas alcohólicas.
La Policía Municipal de Madrid ha intensificado el control y vigilancia de estos locales, máxime ahora que se acerca el final del curso escolar y aumentan las fiestas de graduación.
Buscando que los jóvenes puedan disfrutar de las alternativas de ocio con las máximas garantías, es necesario que tanto ellos como sus padres, estén alerta y avisen a las instituciones correspondientes, en caso de que puedan ver mermada su seguridad o sus derechos como consumidores. Antes de asistir es aconsejable comprobar el tipo de local, quien organiza y si cuenta con las autorizaciones necesarias.