Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía sospecha que Pineda se quedó con casi 1 millón de euros por afectados de cláusula suelo

La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) sospecha que el presidente de Ausbanc, Luis Pineda, se quedó con un remanente 917.000 euros que le pagó Liberbank y destinado a varios afectados por cláusulas suelo en las hipotecas que tenían suscritas en la entidad.
Así se señala en un informe entregado el pasado 13 de junio al juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz que investiga a Luis Pineda, al secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernad, y a otras personas, por supuestos delitos de extorsión a entidades financieras y empresas. El informe obra en una nueva parte del sumario al que ha tenido acceso Europa Press.
Tras la declaración de varios testigos en la causa, la Policía concluye que Liberbank pagó directamente a Ausbanc un importe total de 1.145.000 euros procedentes del acuerdo que ambos habían alcanzado en relación con 191 demandas presentadas por clientes.
Parte de este dinero se transfirió en pequeñas cantidades a 164 personas, posiblemente clientes de Liberbank asociados de Ausbanc, según la Policía, que añade que la entidad que presidía Pineda se "beneficia del remanente" de 917.000 euros, que fueron transferidos a cuentas de Ausbanc.
Por ello la Policía concluye que Liberbank paga directamente a Ausbanc para que sea ésta quien se encargue de distribuir este dinero entre sus asociados así como de convencerlos para que firmen la novación de las condiciones de sus hipotecas con la misma entidad, "no comprobando Liberbank si las cantidades abonadas se distribuían en las cuentas acordadas o si Ausbanc se quedaba con el remanente".