Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía tailandesa acusa de terrorismo al ex primer ministro Shinawatra

Un soldado es fotografiado junto a una imagen del ex primer ministro tailandés Thaksin Shinawatra donde se lee "por favor confiar en el sistema parlamentario" en el centro de Bangkok (Tailandia), el pasado 20 de mayo. EFE/Archivotelecinco.es
La Policía de Tailandia entregó hoy a la Fiscalía General los expedientes del ex primer ministro Thaksin Shinawatra y otras 24 personas para que sean acusados de terrorismo, en relación a las manifestaciones antigubernamentales sucedidas en Bangkok entre el 14 de marzo y el 19 de mayo pasados.
El director general del Departamento de Investigación Especial, Tharit Pengdit, declaró a los periodistas en Bangkok que han imputado a los 25 los artículos del Código Penal referentes a los delitos de terrorismo y a Shinawatra además le inculparon de ofensas graves al Estado perpetradas desde el extranjero.
Los fiscales deberán ahora preparar los casos para que los sospechosos sean acusados formalmente ante un tribunal de justicia, lo que se espera ocurra en la primera quincena de agosto.
La Policía tiene detenida a la mayoría de los sospechosos, menos a Shinawatra, Waipoj Arpornrat, Arisman Pongruangrong, Adisorn Piangket, Suporn Atthawong y Payap Panket.
Shinawatra ha vivido oculto en el exilio, salvo unos meses, desde el golpe militar que le derrocó en 2006, en su quinto año de mandato.
Los otros cinco, cabecillas del grupo opositor Frente Unido para la Democracia y contra la Dictadura, permanecen en paradero desconocido desde finales de mayo.
El Frente Unido, cuyos militantes son conocidos como los "camisas rojas", se manifestaron entre el 14 de marzo y el 19 de mayo en Bangkok para forzar la caída del Gobierno, que consideran ilegítimo porque nació de alianzas parlamentarias en vez de las urnas.
Las protestas concluyeron cuando el primer ministro Abhisit Vejjajiva, del Partido Demócrata, sacó el Ejército a las calles y le ordenó disolver a los manifestantes.
Tailandia atraviesa una profunda crisis política desde el golpe militar que depuso a Shinawatra, a quien la prensa llegó a calificar como el "Berlusconi asiático" por su redes de poder en el entramado político y mediático.