Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Posada trasladará a los grupos la propuesta de Rubalcaba de abrir en el Congreso un debate sobre el modelo territorial

"La única manera de solucionar las tensiones es por la vía del diálogo entre todas las fuerzas políticas", esgrime el líder del PSOE
El presidente del Congreso, Jesús Posada, trasladará a los grupos de la Cámara, previsiblemente en la Junta de Portavoces de este martes, la propuesta que le ha hecho llegar el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, para crear un órgano parlamentario donde se revise el modelo territorial y se analicen posibles cambios.
La propuesta surgió de la última reunión que mantuvieron en las direcciones del PSOE y del PSC, donde acordaron abrir una ofensiva en defensa de la reforma constitucional para llegar a un Estado federal, apuesta socialista frente al soberanismo de los nacionalistas e independentistas catalanes.
Según explicaron entonces Pérez Rubalcaba y el primer secretario del PSC, Pere Navarro, "para resolver las tensiones entre Cataluña y el resto de España hay que revisar las normas de convivencia, pactarlas y finalmente votarlas". En ese sentido, abogaron por "abrir un diálogo en el Congreso, que no dé la espalda a lo que está pasando en Cataluña".
Aunque hablaron de proponer la creación de una subcomisión en el seno de la Comisión Constitucional del Congreso, el PSOE no llegó a registrar ninguna propuesta concreta y, antes que nada, Rubalcaba ha preferido enviar una carta al presidente del Congreso para decidir entre todos si se constituye esa subcomisión, o una comisión no permanente de estudio u otro mecanismo. Sea cual sea el formato elegido, los socialistas quieren escuchar también la voz de los gobiernos autonómicos vía comparecencia.
LAS TENSIONES HAN DEJADO EN EVIDENCIA EL MODELO
En su carta como presidente del Grupo Socialista, recogida por Europa Press, Rubalcaba explica que el modelo territorial es "uno de los aspectos de la Constitución que más se ha visto afectado por el paso del tiempo", una percepción que "se ha acentuado por recientes tensiones, que no son ajenas a la crisis económica que vive nuestro país".
"Los socialistas estamos convencidos de que la única manera de solucionar estas tensiones es por la vía de un diálogo entre todas las fuerzas políticas, que condujera a la renovación de ese modelo territorial", esgrime el líder del PSOE.
A su juicio, el Congreso es "el lugar idóneo para propiciar un gran consenso que actualizaría el alcanzado hace 35 años" y por ello pide a Posada que impulse "el imprescindible diálogo", que "debería partir de un diagnóstico compartido de los problemas que es preciso afrontar".
De entrada, Rubalcaba plantea el diagnóstico del PSOE, según el cual hay que "salir al paso" de las tensiones contrapuestas del centralismo y del soberanismo mediante una evolución federal del Estado de las Autonomías que clarifique el reparto competencial, perfile mejor el sistema de financiación, garantice la lealtad institucional, asegure la igualdad de los ciudadanos y también convierta al Senado en una verdadera cámara territorial.
QUE DECIDAN LOS GRUPOS
Posada, según ha dicho a Europa Press, considera que la propuesta del PSOE tiene su interés y debe ser conocida por el resto de grupos parlamentarios, por lo que su intención es entregar copia de la misiva de Rubalcaba a los demás portavoces, ya sea este mismo martes, o en otra reunión posterior de la Junta de Portavoces. Eso sí, la última palabra corresponde a los grupos y su papel como presidente se limita a ejercer de mediador.
En su último discurso del Día de la Constitución, Posada dejó claro que no se opone a reformar la Constitución, aunque piensa que su actual redacción "no está agotada", sino que "encierra todavía muchas posibilidades de desarrollo".
Pero en ese discurso también puso las condiciones: "Cualquier intento de reforma precisa una ardua labor pedagógica que transmita, con claridad, los objetivos que persigue y demuestre que éstos son eficaces para dar solución al problema por el que se plantea la reforma. Exige que se acredite y se justifique su oportunidad. Que se estudien y analicen sus consecuencias. Tiene además que convencer y concitar un consenso similar al de 1978".