Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Puig ve "posible" un Gobierno entre PSOE, Podemos y C's si se dejan de lado "maximalismos, dogmatismos y ortodoxia"

Destaca que en el PSOE existe "un debate abierto", frente a otros partidos en los que "dirige uno y los demás aplauden"
El presidente de la Generalitat Valenciana y secretario general del PSPV, Ximo Puig, considera que es "posible armar" un Gobierno formado por PSOE, Podemos y Ciudadanos (C's) si se dejan de lado "maximalismos, dogmatismos y ortodoxia".
Así lo ha indicado Puig en declaraciones a los medios de comunicación tras participar en la inauguración de las ferias Cevisama y Habitat, al ser preguntado por el Comité Federal del PSOE del pasado sábado, donde el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, anunció que el partido consultará a la militancia sobre un posible pacto de investidura o de gobierno con otros partidos.
"Lo que decidimos en el Comité Federal es apoyar al secretario general si finalmente el Rey decide que puede ser el candidato a presidente del Gobierno y someterse a la investidura", ha dicho el también miembro de la Ejecutiva Federal.
Al respecto, ha indicado que sería entonces cuando "empezarían las conversaciones" con otros partidos. A su juicio, es "posible" formar Gobierno entre PSOE, Podemos y C's "para tener una legislatura que piense en los ciudadanos y no piense en los partidos políticos, superando los problemas que existen entre las distintas formaciones, que son lógicos y razonables, pero no deben ser la prioridad", ha resaltado.
Inquirido por las grabaciones difundidas este lunes por la Cadena Ser en las que se aprecia tensión en algunas intervenciones dentro del Comité Federal, Ximo Puig ha subrayado que existe "un debate abierto" en el PSOE, frente a otros partidos en los que "dirige uno y los demás aplauden". En cualquier caso, ha hecho hincapié en que el PSOE es "un partido democrático consistente, capaz de tener sus debates".
"GOBIERNO PROGRESISTA Y REFORMISTA"
Asimismo, ha calificado de "muy lamentable" que se hayan filtrado unas grabaciones "absolutamente sesgadas". Según el secretario general del PSPV, "el PSOE tiene una posición clara" en que "no va a haber ningún acuerdo con el PP", y en que "se va a propiciar un acuerdo para un Gobierno progresista y reformista".
En este sentido, ha dicho que "si el Rey encomienda a Sánchez la posibilidad formar Gobierno, tiene hablar con Ciudadanos y con Podemos para ver, sin maximalismos, dogmatismos y ortodoxia, si es posible un gobierno que ayude a resolver los grandes problemas de la sociedad".
Para ello ha explicado que cuentan con una hoja de ruta basada en cinco "grandes ejes razonables". En concreto, lucha contra la corrupción; reforma del modelo productivo para generar "empleo de calidad"; acabar con la "fractura social"; "cohesión territorial, que no sólo es el problema de Cataluña que tiene que abordar el sistema de financiación para que haya igualdad entre españoles"; y una nueva política europea.
"DIÁLOGO Y HUMILDAD"
En su opinión, en estos temas "podemos coincidir Podemos, Ciudadanos y el Partido Socialista, sin maximalismos y sin poner tu programa como única posibilidad", ya que ha resaltado que debe hacer "diálogo y humildad".
Puig, preguntado por si las posturas "enfrentadas" en el PSOE pueden generar problemas a la hora de llegar a pactos, ha respondido: "Si los acuerdos están basados en lo que vimos en el Comité Federal, no va a haber ningún tipo de problemas.
También ha sido inquirido por cómo valora que los militantes sean los que tengan la última palabra en cuanto a los pactos de Gobierno. "Las bases siempre tienen la última palabra", ha manifestado el 'president', quien, no obstante, ha añadido que "sin perder la responsabilidad que tienen los dirigentes y sin hacer una confrontación falsa entre democracia representativa y democracia directa". Asimismo, ha destacado las primarias abiertas celebradas en la Comunitat, que han sido "las más grandes de toda España".
IRPF DE FUNCIONARIOS
Por otro lado, el jefe del Consell ha sido preguntado por cómo valora que el Ministerio de Hacienda haya quitado cerca de 63 millones de euros en la mensualidad del mes de enero al Consell por retenciones a los trabajadores en concepto de Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF) que el anterior Ejecutivo presidido por Alberto Fabra dejó sin abonar.
"No se cuál será el nuevo Gobierno de España, pero quiero un Gobierno que atienda con justicia a la Comunitat Valenciana, que no la persiga como han hecho Rajoy y Montoro", ha manifestado Ximo Puig. A su juicio, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, "ha demostrado una vez más su deslealtad institucional profunda".
Ximo Puig espera que entre la Comunitat Valenciana y el nuevo Ejecutivo central existan "espacios de comunicación y de lealtad institucional". "Eso es lo fundamental para fortalecer la democracia", ha apostillado.