Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Puigdemont defiende en Londres que el referéndum es "posible" sin cambiar la Constitución

Afirma que el Govern "aceptaría" un referéndum ofrecido por el Estado, pero no lo promoverá
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha defendido este jueves desde Londres que convocar un referéndum de independencia en Catalunya es "perfectamente posible y viable" sin cambiar la Constitución, ya que solo se necesita voluntad política.
Lo ha dicho en la conferencia 'Mapping a Path Towards Catalan Independence' desde el think tank inglés Chatham House, dentro de su viaje de tres días en la capital británica y que finalizará este viernes.
A las puertas de unas elecciones generales en que el referéndum volverá ser uno de los temas polémicos, Puigdemont ha asegurado que el proceso soberanista es "imparable" y mantiene el compromiso de culminarlo dentro de unos 15 meses.
Sin embargo, no cierra la puerta de la consulta, aunque avisa que el Gobierno central debe tomar la iniciativa: "Si el Estado ofreciera un referéndum, desde Catalunya lo aceptaríamos. No nos da miedo votar ni el resultado. Nosotros no lo promoveremos".
Puigdemont ha recordado desde la capital británica que el gobierno de David Cameron avaló el referéndum escocés de 2014, algo que no ha hecho el Gobierno central con Catalunya: "En el caso de Escocia, la respuesta al conflicto político abierto vino de Londres".
El presidente catalán ha previsto que un Ejecutivo español nunca responderá a las demandas de los soberanistas catalanes, por lo que la respuesta a sus demandas vendrá de Europa, aunque no ha precisado cómo.
"Mucho me temo que en el caso catalán, esto no será así. La respuesta no vendrá de Madrid, sino que tendrá que venir de Europa por la incomparecencia del Estado español", ha zanjado Puigdemont.
NO TIENE MAYORÍA
Puigdemont ha admitido que no tiene mayoría para declarar la independencia, ya que en las catalanas del 2015 los independentistas no superaron la barrera del 48 por ciento, pero sí considera que tiene la mayoría para iniciar el camino hacia la secesión.
El presidente ha prometido que la decisión final volverá a pasar por las urnas, previsiblemente en las elecciones catalanas que quieren convocar en 15 meses: "No daremos el paso definitivo sin pasar una pantalla de validación democrática".
SOBRE EL 'BREXIT'
El Reino Unido se enfrenta a un nuevo referéndum, en este caso en todo el territorio y para decidir su permanencia o no en la UE --23 de junio--, y Puigdemont ha utilizado este caso para defender que la Unión se adapta a las demandas de sus socios y, por lo tanto, lo hará con las de Catalunya.
El presidente ha sostenido que, si Europa se ha reformado para evitar que el Reino Unido se vaya de la UE, también se "sabrá adaptarse a que Catalunya continúe en la Unión Europea cuando sea un Estado independiente".
"Sería sorprendente que se anime a quedarse a uno de los socios que ahora debate si hay que irse --el Reino Unido--, y que se quisiera echar a aquellos que se quieren quedar --Catalunya--", ha zanjado.
El presidente ha formulado en su conferencia varias críticas al Estado: el "gesto indigno" del PP de recurrir el Estatut; el, a su juicio, grave error de recortar esta norma, y el rechazo al pacto fiscal planteado por Artur Mas en 2012.