Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Quiroga (PP) cree que el PNV "relega" la crisis "para acercarse a la vía catalana y recuperar el Plan Ibarretxe II"

Afirma que en el Aberri Eguna recurrirá a su discurso "más radical" para rivalizar con la IA y, "luego, se encargará de rebajarlo"
La presidenta del PP vasco, Arantza Quiroga, cree que el PNV "relega" la solución de la crisis, que hasta ahora consideraba "una emergencia nacional", para "acercarse a la vía catalana y recuperar el Plan Ibarretxe II". En este sentido, ha considerado que la formación jeltzale, en el Aberri Eguna de este domingo, recurrirá a su discurso "más radical" para rivalizar con la izquierda abertzale y "ya se encargará de rebajarlo los días siguientes".
En una entrevista concedida a Europa Press, Quiroga ha afirmado que "es verdad que, en las pasadas elecciones autonómicas", el PNV "se alejó todo lo que pudo de Cataluña y dijo que no era su guía, que lo respetaban, pero que no tenían nada que ver, que ellos estaban centrados en la economía, en una situación de emergencia nacional".
En este sentido, ha señalado que, "según van pasando los meses, parece que la situación de emergencia nacional y la economía tampoco son para tanto" para el PNV, "a tenor de las medidas que van adoptando y con la tranquilidad con la que se lo está tomando", mientras que parece "la vía catalana le parece más interesante".
A su juicio, los jeltzales tienen "cierto complejo respecto a Cataluña, porque no saben si colocarse delante, colocarse detrás, a un lado o cómo hacerlo". "En cualquier caso, sus prioridades acaban por imponerse, que son las de la construcción nacional e imponer a todos los vascos lo que es una sola visión en Euskadi, y, en cambio, lo que sí importa a los ciudadanos, que es la economía, está siendo relegada", ha apuntado.
La líder de los populares vascos ha manifestado que el Ejecutivo de Iñigo Urkullu no está resolviendo cuestiones esenciales, "como la alta conflictividad laboral, fruto de que no hay una negociación colectiva". "Ahí hay un papel importante que tiene que desempeñar el Gobierno vasco, que no piensa mojarse. Mientras tanto, las cosas van, y con un poco de suerte podrá coger la ola del resto de España, pero es que no estamos cogiéndola", ha indicado.
Arantza Quiroga considera que se relegan estas cuestiones porque "ahora interesa más acercarse a la vía catalana y recuperar un Plan Ibarretxe II o lo que sea".
ABERRI EGUNA
La máxima representante del PP vasco ha indicado que, "probablemente", durante el Aberri Eguna de este domingo el PNV recurrirá a su discurso "más radical porque tiene que rivalizar con la izquierda abertzale". "Ya se encargará los días siguientes de rebajarlo", ha precisado.
A su juicio, la formación jeltzale "lleva en su ADN la independencia" y ha lamentado que se intente "imponer" el Aberri Eguna como el 'Día de Euskadi' que todos festejen, cuando ni siquiera los partidos nacionalistas "consiguen celebrarlo juntos".
"Es impresionante que Euskadi no tenga un día en el que todos celebremos que es el día de la Comunidad", ha señalado, para afirmar que "no puedes arrogarte la representatividad de todos los vascos diciendo que todos queremos la independencia, por mucho que celebres el Aberri Eguna y por mucho que pidas a todos los vascos que se saquen una foto con la ikurriña detrás".
Además, ha dicho que "suena viejo y caduco" el emplazamiento del PNV a todos los vascos del mundo a enviar fotos suyas junto a la ikurriña. "Es exarcebar ánimos y sentimientos que no tienen nada que ver los nuevos tiempos y la realidad social de la gente", ha apuntado.
PONENCIA DE AUTOGOBIERNO
También se ha referido a la ponencia de autogobierno del Parlamento vasco, para asegurar que le da la impresión de que éste es "un instrumento que el PNV va a tratar de gestionar según su propia necesidad y en los momentos en que precise poner el acento en la propuesta del derecho a decidir".
"Mi convicción es que el PNV pretende que esta ponencia sea la plataforma por el derecho a decidir. Y, por eso, el PP va a tratar de contraponerlo con lo que une a los vascos: el autogobierno y cómo podemos mejorar, no solo nuestra relación con el resto de España, sino también hacia dentro, hacia las Diputaciones y los Ayuntamientos porque esa segunda descentralización que no se ha producido", ha indicado.
Arantza Quiroga ha señalado que pedir un "nuevo estatus, en el caso del País Vasco, es ya directamente la independencia", dados los mecanismos de los que dispone en la actualidad y, algo todavía "más importante", teniendo "reconocidos los derechos históricos y el Concierto económico".
Además, se ha mostrado contraria a "un nuevo estatus que suponga cargarse los derechos históricos de los Territorios Históricos" establecidos en la de la Constitución. "Cada territorio tendrá algo que decir, que son los que tienen reconocidos los derechos históricos. Tendríamos que valorarlo", ha dicho.
En esta línea, ha subrayado que "el PP es fundamentalmente foralista" y ha asegurado que "una de las cosas que influyó más para que el Plan Ibarretxe no tuviera el final buscado fue que en el territorio de Álava una mayoría clara se oponía a sus pretensiones". "Había unas instituciones forales que podían ejercer y tener ese altavoz de la mayoría de los ciudadanos alaveses, que no querían eso", ha explicado.
"EUSKADI NO ES UN PROBLEMA"
Quiroga ha recordado las "absolutamente desacertadas" palabras del lehendakari, Iñigo Urkullu, cuando aseguró que el Estado español tiene "dos problemas", el vasco y el catalán. "Sobre todo, son injustas. ¿Quién es el lehendakari para decir que los vascos somos un problema?. Usted tendrá un problema con los vascos, pero los vascos no somos un problema para España. ¿Es que nos merecemos que el lehendakari nos presente como un problema?", ha preguntado.
De esta forma, ha lamentado que, "con todo el potencial de autogobierno" que tiene Euskadi, "en vez de utilizarlo para salir de esta crisis y, además, ir a la cabeza", se plantea "el problema" de que la Comunidad Autónoma "necesita la independencia". "Y ya lo está oyendo el lehendakari en Europa, que no cabe la independencia, y si consigues la independencia, te vas de Europa", ha añadido.
Por ello, ha considerado que "se quiere engañar a los ciudadanos" al decir que Euskadi y Cataluña permanecerían en la UE si se independizaran. "Saben que se irían de Europa, y ahora hacen campaña para ir a Europa a decir que se salen de Europa. Es un cosa de locos", ha destacado.
Además, ha señalado que si Euskadi se independizara, no sólo podría vetarle España para que entrara en la UE, sino también Francia. "Es impresionante que alguien se ponga delante de un micrófono diciendo que no habría ningún problema con una Euskadi independiente porque sería Europa, cuando es mentira", ha insistido.
CONSULTA
Quiroga ha manifestado que, en la actualidad, sólo podría celebrarse una consulta "al margen de la legalidad", mientras no se modifique el marco legal. "El País Vasco no tiene competencias para realizar una consulta. La pediría, como la pidió Cataluña, y en el Congreso le dirían que no", ha añadido.
A su entender, "todo este planteamiento es absurdo, si no fuera por todo el tiempo que nos quita, y sobre todo, porque se agitan una serie de sentimientos, genera una fricción y una conflictividad en la sociedad que supone una gran irresponsabilidad".
"Lo que más se le puede reprochar a Ibarretxe no es tanto que defendiera lo que él creía, sino que eso generara una confrontación social que luego es difícil de encauzar", ha indicado.
Además, la presidenta del PP vasco se ha referido a las propuestas de reforma constitucional y ha preguntado con qué objetivo se quiere acometer. "Claro que se puede reformar la Constitución y puede haber cosas interesantes que se pueden abordar, pero hay que saber para qué, porque abrir el melón de la reforma constitucional tiene que ser sabiendo que lo vas a cerrar y, para eso, tiene que haber un consenso", ha concluido.