Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Quiroga dice que el lehendakari y el PNV "calientan motores" para presentar "un otoño caliente" en materia soberanista

Cree que "la relación entre PNV y Bildu es más estrecha" de lo que cuentan y que tienen "un acuerdo claro y nítido"
La presidenta del PP vasco, Arantza Quiroga, cree que el lehendakari, Iñigo Urkullu, y PNV "calientan motores" para presentar "un otoño caliente" en materia soberanista. Además, considera que "la relación entre PNV y Bildu es más estrecha" de lo que cuentan y que tienen "un acuerdo claro y nítido" que Urkullu debería explicar.
En una entrevista concedida a Europa Press, Quiroga ha afirmado que sería "un error y una irresponsabilidad" que el presidente del Gobierno vasco y la formación liderada por Andoni Ortuzar optaran por "la ruptura" en un proceso similar al de Cataluña.
La líder de los populares vascos se ha referido a las declaraciones realizadas por el presidente vasco en las que advirtió al máximo representante del Gobierno central, Mariano Rajoy, de que Cataluña no es su "único problema", y a las manifestaciones del responsable de relaciones institucionales del PNV, Koldo Mediavilla, que afirmó que el problema vasco podría "estallar" con tanta intensidad como en Cataluña después del verano.
A su juicio, "parece" que el lehendakari y la formación jeltzale "quieren calentar motores y presentar un otoño-invierno caliente". En este sentido, ha asegurado que sería "un error" por la actual situación económica, en la que "se tienen que tratar de dar certidumbre, tranquilidad y estabilidad desde la instituciones".
Arantza Quiroga ha considerado que el PNV y la izquierda abertzale están "en un permanente mirarse de reojo" porque "compiten por el mismo electorado", y ha afirmado que el PP quiere convertirse en "la alternativa clara a ese nacionalismo endogámico que, desde hace muchos años, no propone ni una sola idea".
Además, se ha dirigido al presidente del EBB, Andoni Ortuzar, que se trasladará a Escocia cuando se produzca el referéndum sobre la independencia, para afirmar que le gustaría verle "aquí, en el País Vasco, proponiendo y resolviendo los problemas que tiene", más que "andar de periplo buscando dónde hay un conflicto para sacarse una foto".
Para Arantza Quiroga, "Escocia ha seguido un camino que no tiene nada que ver con España" y ha realizado un llamamiento a "la cooperación y a ir de la mano" dentro del Estado español. "No entiendo por qué, una y otra vez, en lo que se está es en la ruptura, en el agravio, en el victimismo que sólo genera frustración e impide dedicar esas energías al crecimiento, el progreso y el bienestar", ha apuntado.
Tras recordar que, en su día, los nacionalistas vascos hicieron una apuesta por el Plan Ibarretxe, sin éxito, ha recordado que la consulta catalana también "es ilegal". "Me parece que es una irresponsabilidad que se siga promoviendo algo que es ilegal y que sólo lleva al enfrentamiento", ha añadido.
También ha aludido al "empecinamiento" del presidente de la Generalitat catalana, Artur Mas, en continuar en el camino soberanista, para señalar que "el problema es que tiene difícil salida y necesita seguir en su huída hacia adelante, aunque sepa que no va a ninguna parte".
"Lo que más me llama la atención es que alguien que sabe que va hacia un callejón sin salida a darse contra un muro, no sea capaz de reconocer que por ahí no va a ninguna parte y no muestre esa responsabilidad de quien está liderando a la sociedad catalana", ha subrayado.
ACUERDOS PNV-EH BILDU
La presidenta del PP vasco cree que la relación entre el PNV y EH Bildu "es más estrecha que la que cuentan" y que mantienen "un acuerdo claro y nítido" que "parece que, de repente, se rompe, pero terminan convergiendo, sino es con los presos es con el autogobierno o con la independencia".
Por ello, ha pedido que el lehendakari "explique qué acuerdos tienen con Bildu", y ha considerado que el conflicto que parecen haber vivido la formación jeltzale y Sortu sobre los presos de ETA responde a "la forma de hacer política" del PNV y el Ejecutivo vasco.
"Hacen de la bronca, de la divergencia y del victimismo una forma de hacer política y le da igual que sea con Bildu, con el PP o con quien sea. Y eso es muy sintomático de que hay una falta de ideas, de propuestas y de objetivos dentro del Gobierno vasco", ha aseverado.
HOMENAJES DE VÍCTIMAS
Además, se ha mostrado "sorprendida" porque ahora los jeltzales "echen en cara a Bildu que vaya a los homenajes de algunas víctimas, sin haber reconocido el daño causado", mientras que "hace un año, cuando el grupo de EH Bildu fue al de Fernando Buesa (PSE-EE) en el Parlamento vasco lo consideraron un gran paso".
Tras recordar que también participaron en el homenaje en Bilbao al sargento de la Ertzaintza Joseba Goikoetxea y el PNV lo volvió a calificar como otro "gran paso", ha afirmado que la formación jeltzale debe exigir siempre a Bildu "que reconozca el daño causado por ETA y que nunca debió existir".
Quiroga ha destacado que la asistencia de la izquierda abertzale a los homenajes es "selectiva" porque van "a unos y a otros no", y ha subrayado que "no es creíble" su presencia. "No hay una asunción del daño causado de forma clara y nítida. Se ve que es tacticismo y estrategia, más que convicción", ha aseverado.
La representante popular ha afirmado que "ojalá" las críticas del PNV a la presencia de dirigentes de Sortu, como Pernando Barrena, al acto conmemorativo del empresario José María Korta, signifique que "se ha dado cuenta de que no puede empezar la casa por el tejado", y que el hecho de no haber exigido a la izquierda abertzale la asunción del 'suelo ético' compartido por el resto de partidos, ha sido "el origen de algunos fracasos como la ponencia o el plan de paz". REUNIÓN URKULLU-RAJOY
Arantza Quiroga ha insistido en que desconoce la fecha en la que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, recibirá al lehendakari, Iñigo Urkullu, y espera que, en esta ocasión, no haga "lo que la última vez, hablar de presos de ETA", porque la sociedad vasca "tiene problemas bastante más importantes".
Sobre el emplazamiento de Urkullu para que se celebre cuanto antes el encuentro porque Rajoy no sólo tiene "el problema catalán", sino también el vasco, Quiroga ha manifestado que "parece un niño pequeño necesitado de llamar la atención".
"Y para eso hace declaraciones fuera de lugar en la que nos coloca a los vascos como un problema. A mí me parece injusto que, desde el PNV, se quiera dar la imagen de que el País Vasco es una problema cuando no es así y entra dentro de confundir la estrategia del PNV con los objetivos y las necesidades del País Vasco", ha añadido.
Por ello, ha asegurado que "echa de menos que el lehendakari tenga prioridad" por los intereses de Euskadi y no por "intereses partidistas". En este sentido, ha rechazado que exista una "recentralización" por parte del Estado, como el presidente del Gobierno vasco asegura. "El PNV necesita encontrar siempre un enemigo y hacer ese victimismo", ha apuntado, para instarle a buscar soluciones, hablar y negociar".
La presidenta del PP vasco ha asegurado que hay voluntad por parte del Ejecutivo central de llegar a consensos, como en el tema del Cupo, "y se irá viendo poco a poco". "Seguramente, hay una diferencia de ritmos entre unos y otros, pero está en la agenda. Lo puedo asegurar", ha apuntado.
Asimismo, ha rechazado que no exista "un compromiso" del Gobierno de Mariano Rajoy con el Tren de Alta Velocidad y ha asegurado que es "una prioridad" del Ejecutivo, por lo que "la obra se va acabar". "Lo que pasa es que nos ha cogido en época de crisis. Si lo hubiéramos empezado hace diez años, probablemente, ya estaríamos todos montados en el TAV, pero como nos ha cogido en época de crisis, todo se ha ralentizado", ha concluido.