Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Líderes del PP piden echar a Rato porque "hay que ser muy contundente"

Surgen las voces en el seno del PP que piden la expulsión de Rodrigo Rato del partido por su imputación en el caso de las tarjetas b de Caja Madrid. El presidente de la Comunidad Valenciana, Alberto Fabra, considera que hay que expulsar del PP al expresidente de Bankia, ya que, según ha dicho, "no caben esas conductas en estos momentos ante los ciudadanos". La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, ha asegurado que el partido actuará "en consecuencia" sea "quien sea la persona afectada" y "le toque a quien le toque".  También el presidente del Congreso, Jesús Posada, ha admitido que le ha "sorprendido mucho" el escándalo de las 'tarjetas b'. Para tranquilidad de los líderes del partido que sustenta el Gobierno, su secretaria general, María Dolores de Cospedal, ha asegurado que actuarán con "contundencia" y sin "distinciones" contra los usuarios de las 'tarjetas b', unas palabras que ha dicho compartir después el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, según han informado fuentes 'populares'.

Durante la reunión de hora y media ante la plana mayor del PP, el presidente del Gobierno ha dedicado el grueso de su intervención a la economía y a Cataluña, aludiendo al caso de las tarjetas opacas solo para subrayar que su Ejecutivo ha sido el que ha destapado este fraude ya que el FROB puso la auditoría de Bankia en manos de la Fiscalía.  En su intervención, no ha hecho ninguna mención expresa al expresidente de Bankia Rodrigo Rato, según las fuentes consultadas.
Ha sido la 'número dos' del PP la que ha dedicado más tiempo a este asunto para recordar ante los dirigentes del partido que ya se ha abierto un expediente informativo a los afiliados implicados -entre ellos Rato- y que hay que seguir el procedimiento que marcan los Estatutos, de manera que todos ellos deberán ofrecer su versión de los hechos ante el Comité de Derechos y Garantías del PP. Eso sí, ha insistido en que se seguirán las reglas sin "excepciones".
Antes, Alberto Fabra a su llegada al Comité Ejecutivo, al ser preguntado si el partido debería echar a Rato del partido, ha dicho que cree "que no caben esas conductas ante los ciudadanos. No caben en estos momentos de desconfianza y de distanciamiento entre los ciudadanos y los políticos. Hay que ser muy contundente", ha declarado Fabra, que "cree" que el exvicepresidente del Gobierno durante ocho años debe abandonar el PP.
Al ser preguntado después si se lo va a solicitar a Rajoy durante  la reunión del Comité Ejecutivo del PP, Fabra ha señalado que en el partido saben "perfectamente" lo que tienen que hacer ante este caso.
También sobre este asunto, Alicia Sánchez-Camacho ha dicho que Rato "tiene un expediente informativo y el partido tomará las decisiones que considere oportunas".
"No dude de que el PP va a tomar la mejor decisión y ya para ello ha abierto expediente le toque a quien le toque", ha enfatizado.
Después de que el PSOE haya expulsado ya a los implicados afiliados a este partido que usaron tarjetas opacas, Sánchez-Camacho ha resaltado que el PSOE no les puede "dar ejemplo de transparencia" ni "en la lucha contra la corrupción" y ha reiterado que cada partido "tiene sus tiempos".
El presidente del Congreso de los Diputados, Jesús Posada, ha admitido que le ha "sorprendido mucho" el escándalo de las 'tarjetas B' que afecta al expresidente de Bankia Rodrigo Rato, ya que, según ha dicho, el que fuera vicepresidente del Gobierno durante ocho años es "amigo" suyo.  Eso sí, ha dicho que "al final" habrá una "resolución definitiva" por parte del PP aunque ahora haya que seguir los procedimientos.
"No sé que pasará pero desde luego claro que lamento todo esto que está ocurriendo. Lo lamento muy profundamente porque desde hace muchísimos años soy amigo de Rodrigo Rato y, por lo tanto, lo lamento mucho", ha declarado Posada a su llegada al Comité Ejecutivo Nacional del PP al ser preguntado si lamentará su expulsión.
Posada ha recordado que hay un expediente abierto al expresidente de Bankia que se resolverá. "A mi me corresponde como dirigente del partido que el partido actúe como debe actuar y lo está haciendo, ha abierto un expediente", ha señalado.
En este sentido, ha subrayado que se está siguiendo el "proceso normal" a pesar de que "hay gente" en el PP que dice que "debería irse más rápido". Según ha añadido, hay que dar tiempo para que esas personas a las que se ha abierto expediente "puedan decir lo que les parezca". "Pero al final habrá una resolución definitiva del caso", ha apostillado.
En cuanto a si ha hablado con Rodrigo Rato estos días, el presidente del Congreso no ha querido desvelar ese extremo.  Preguntado después si le ha sorprendido todo esto, ha contestado lacónico: "Sí, me ha sorprendido mucho".
El responsable de Derechos y Libertades del PP, Iñaki Oyarzábal, ha asegurado que Rodrigo Rato fue "un gran ministro de España" y ha eludido pronunciarse acerca de si debe continuar o no en el Partido Popular.
La presidenta del PP vasco, Arantza Quiroga, se ha pronunciado en la misma línea en la que lo han hecho también el presidente del PP gallego, Alberto Núñez Feijóo, y otros dirigentes de su formación en el transcurso de un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Forum en la capital gallega, en el que también ha cargado con contundencia contra la corrupción.
De hecho, en su intervención, ha advertido de que la sociedad de 2014 "no es ni la de 1975" y los pasos que exigen los ciudadanos de hoy son "muy diferentes". "Soluciones y comportamientos ejemplares", ha recetado la líder del PP vasco.
En esta coyuntura, ha manifestado su convicción de que los políticos tienen que "entonar un mea culpa sincero y reflexivo" para que "la corrupción y las prebendas desaparezcan en la medida de lo posible".
Del mismo modo, ha llamado a "castigar con la ley y el desprecio social y político" a quienes "en nombre de los políticos" caen en actitudes irregulares.
EL COMITÉ DE DERECHOS TRAMITA EL EXPEDIENTE
El PP anunció el pasado 7 de octubre la apertura de un expediente informativo a Rato por el caso de las 'tarjetas black', justo un día antes de que el que fuera vicepresidente del Gobierno con José María Aznar durante dos legislaturas fuera citado para declarar como imputado ante el juez Fernando Andreu, quien este pasado jueves le atribuyó un delito de administración desleal y le impuso una fianza de tres millones de euros.
El Comité de Derechos y Garantías del PP ha empezado a tramitar ese expediente, pero no ha tomado ninguna medida cautelar como la suspensión temporal de militancia alegando que antes de cualquier decisión deben escuchar las explicaciones de Rato. La propia secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, aseguró hace unos días que es de "justicia" oír la versión del expresidente de Bankia.
Por su parte, Rajoy no se ha querido pronunciar sobre si Rato debe seguir o no en el PP subrayando que ese expediente está abierto y que él no debía "prejuzgar nada". Eso sí, ha evitado nombrarle y ha aludido al él como "la persona por la que usted se ha interesado".