Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy no ve sentido obligar a España a recapitalizarse por problemas que no tiene cuando los suyos son los inmobiliarios

Avisa que el sistema financiero español no ha invertido de forma irresponsable en activos tóxicos y que "¡no tenemos deuda griega¡"
El presidente del PP y candidato a la Presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, no ve sentido a obligar a la banca española a recapitalizarse por problemas que no tiene porque "no ha invertido de forma poco responsable en deuda soberana o activos tóxicos estructurados". Por el contrario, cree necesario que se pongan a disposición de España recursos para sanear "nuestras propias dificultades", es decir, las referidas a los activos inmobiliarios.
Rajoy realizó estas afirmaciónes durante su intervención en la clausura del XIV Congrso Nacional del Instituto de Economía Familiar qu se ha celebrado hoy en Valladolid en el Centro Cultural Miguel Delibes, y al que han asistido unos 400 empresarios españoles.
En su discurso y después de exponer una serie de medidas que pretende aprobar en los primeros cien días de su gobierno, incluyendo la racionalización de las administraciones públicas, Mariano Rajoy quiso dedicar unos minutos a la cumbre europea que tendrá lugar mañana en Bruselas.
En este sentido, expresó su deseo de que los acuerdos que se adopten en la misma no "estigmaticen" la deuda pública española ya que, según ha precisado, "no ha tenido ni un solo problema desde mediados del siglo XIX".
Durante su intervención, Rajoy ha confesado su preocupación ante la posibilidad de que durante dicho encuentro la deuda pública española sea equiparada a la de Grecia. "¡No tenemos deuda griega!", ha enfatizado el líder popular, en referencia a que la contraída por España es "la emitida por el Estado de un país cumplidor", de ahí que toda rebaja de su valoración o tratamiento diferenciado suponga situar a los españoles, según ha advertido, en "un lugar que no se merecen".
Y es que, en opinión del secretario nacional del PP, tal y como éste asegura que ha transmitido al propio Gobierno de Rodríguez Zapatero con carácter previo a la cumbre, el sistema bancario español no tiene los mismos problemas que tienen otros al no haber invertido de forma poco responsable en deuda soberana o activos tóxicos estructurados.
QUE EL ESTADO APOYE PONER EN EL MERCADO ACTIVOS INMOBILIARIOS
"No tiene sentido que se le obligue a capitalizarse por problemas que no tiene y, sin embargo, no se pongan a disposición de nuestro país recursos para sanear nuestras propias dificultades, especialmente las referidas a los activos inmobiliarios", ha insistido Rajoy, quien ha recordado que España ha avalado con más de 80.000 millones de euros los fondos necesarios para la creación de la llamada Facilidad Financiera Europea.
Durante su intervención, Rajoy admitió que la reestructuración del sistema financiero debe culminarse ya y, ligado al proceso de reestructuración, considera "obligada" una política de saneamiento de los balances de las instituciones financieras. En este punto, quiso dejar claro que el Estado debe "apoyar esta política" de reestructuración y saneamiento al mismo tiempo en algunos aspectos concretos "como la puesta en el mercado de los activos inmobiliarios (inmuebles y suelo) en manos de las entidades financieras".