Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy reitera que el Gobierno tendrá que explicar en el Congreso el trato diferente al PP

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha reiterado hoy que el Gobierno tendrá que explicarse en la próxima sesión de control por el "diferente" trato que, a su juicio, la Policía y la Fiscalía dan a su partido.
Durante el inicio del curso político en un acto con militantes en el castillo de Soutomaior (Pontevedra), Rajoy ha recordado que la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández De la Vega, y el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, se han "negado" a acudir a las Cortes, ha dicho en alusión a la Diputación Permanente celebrada esta semana.
"El grupo socialista se ha negado a que el fiscal general del Estado comparezca en cuatro ocasiones a explicar el diferente trato (al PP). Eso no es democracia, pero por uno u otro procedimiento lo explicarán en las Cortes y lo harán la próxima sesión de control", ha concluido.
El líder del PP ha lamentado que traten de asustar a su partido "con detenciones televisadas y con procesos que de momento acaban en nada", ha dicho sobre las detenciones de miembros del PP en Baleares imputados por el caso Palma Arena.
También ha asumido el compromiso de no tener una vicepresidenta primera "que ordena desde América a la Fiscalía que persiga a sus adversarios políticos", y de no tener una policía judicial que sea "noticia por cacerías, ni interrogatorios a políticos en presencia de periodistas, como en Baleares".
Asimismo, Rajoy ha dicho que no tendrá un fiscal general del Estado que actúe "bajo el criterio de la ley del embudo, que trate de forma desigual según el partido (del que se trate). "Porque todos los españoles son iguales ante la ley", ha apuntado.
El líder del PP se ha comprometido también a que en su Ejecutivo tampoco habrá un vicepresidente tercero "que se niegue a explicar en las Cortes la subvención a una empresa de la que la apoderada es su hija".