Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy: "El PP no está para hacer de secundario en un sainete que tiene como único horizonte una nueva campaña"

Dice que su intención es ser candidato si hay elecciones pero está "seguro" que hay gente en el partido que no quiere que lo sea
El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha afirmado rotundo este jueves que votará 'no' al socialista Pedro Sánchez en la sesión de investidura que se celebrará la próxima semana porque el PP tiene "un proyecto mejor" y por "respeto" a sus más de siete millones de votantes. Dicho esto, y tras el acuerdo alcanzado entre PSOE y Ciudadanos, ha subrayado que su partido "no está para hacer de actor secundario en un sainete que tiene como único horizonte una nueva campaña electoral".
Así se ha pronunciado Rajoy en una conferencia pronunciada en el foro 'La Razón', donde ha cargado duramente contra el acuerdo que han firmado Pedro Sánchez y Albert Rivera, a los que ha recalcado que "los números siguen sin cuadrar". Y ha aprovechado para atacar al presidente de Ciudadanos y su "fulgurante evolución ideológica".
En su discurso, Rajoy ha enumerado las razones por las que los diputados del PP votarán 'no' a Sánchez la próxima semana: porque su partido ha presentado un "proyecto mejor", "más inclusivo" y "más estable"; y porque un gobierno de 90 diputados o uno de 130 "son gobiernos imposibles, entes de ficción", al tiempo que no es "honesto para con los ciudadanos".
"NI SIQUIERA NOS LO HAN PEDIDO"
"Que no cuenten con el PP para tomar el pelo a los ciudadanos y menos para alimentar ficciones condenadas al fracaso y a la frustración", ha enfatizado, para subrayar que otra de las razones para oponerse a la investidura de Sánchez es por "coherencia", ya que busca "derogar" las reformas que han realizado en la pasada legislatura.
Además, ha dicho que votarán 'no' por respeto a los más de siete millones de votantes. "Y por si todo esto fuera poco... Por una razón tan sencilla como esta: ni siquiera nos lo han pedido. El señor Sánchez ha dicho que del PP no quiere ni el apoyo ni la abstención y, por lo tanto, no tenemos ni siquiera que plantearnos la cuestión", ha aseverado.
Según Rajoy, el PP "no está para firmar contratos de adhesión a pactos que han cocinado a sus espaldas y contra sus logros políticos" y tampoco está para "hacer de actor secundario en un sainete que tiene como único horizonte una nueva campaña electoral". "Dicho de otra manera, no vamos a participar en una ceremonia de confusión y engaño a los españoles. No se puede contar con el PP para ello", ha aseverado.
"SOBRA EL SECTARISMO"
Mariano Rajoy ha asegurado que se necesita un Gobierno "estable y sólido" para consolidar la recuperación y hacer frente al "problema" del independentismo" pero no un Gobierno "como sea" ni un Gobierno de "cualquier manera" ni un Gobierno "a cualquier precio" y "mucho menos un simulacro de acuerdo de investidura que no se creen ni sus firmantes".
Tras recalcar que el diálogo "siempre" es "necesario en política", ha subrayado que pretender "excluir" al PP, "aislarlo" o establecer los "antidemocráticos cordones sanitarios" es "siempre éticamente reprobable". "Pero intentarlo en el actual escenario político de España es sobre todo una gran absurdo condenado al fracaso", ha remarcado.
Para Rajoy, en este nuevo tiempo de la política española "sobran los intentos de exclusión, sobre el sectarismo y sobre la criminalización del adversario" que, a su juicio, se ha brindado al Partido Popular en estos días. "Sobran porque son democráticamente inaceptables y porque además conducen a un bloqueo político que no se puede permitir el país", ha agregado.

"ESTAREMOS MUY ATENTOS Y MUY EXIGENTES"
En su discurso, Rajoy ha defendido su oferta de coalición que, a su entender, sería la "fórmula de gobierno más respetuosa con la voluntad de los españoles y la que mejor refleja los resultados de las urnas en diciembre". Por eso, ha dicho que el Partido Popular va a seguir haciendo "valer su victoria", defendiéndola con "inteligencia, con tenacidad, con serenidad y con templanza". A su juicio, son virtudes siempre "necesarias" pero "ahora algo más".
"No renuncio a esa propuesta, aunque haya sido rechazada por Sánchez e ignorada por Rivera, porque sé que frente a ella la única alternativa es un gobierno de Podemos presidido por Pedro Sánchez", ha asegurado, para agregar que dentro de una semana verán si Sánchez es capaz de ofrecer un proyecto de gobierno para España o solo ha estado "ocupado en una gigantesca campaña de imagen y promoción personal". "Estaremos muy atentos y también muy exigentes", ha avisado.
"UN FRAUDE Y UN ENGAÑO" A LA GENTE
En el turno de preguntas, Rajoy ha asegurado que ha sido un mes de "presiones" y "dimes y diretes" que no ha servido "absolutamente para nada" porque Sánchez "no va a conseguir ser investido". "Precisamente porque ha hecho las cosas muy mal y ha despreciado a quien podía darle los votos", ha indicado, para afirmar: "Éste es el gran fraude y el gran engaño que ha pretendido hacer al conjunto de los ciudadanos".
A renglón seguido, ha indicado que si Sánchez no sale elegido se presentará a la investidura si el Rey se lo plantea y si cuenta con los apoyos porque él lo que quiere, ha dicho, es que en España haya un gobierno de coalición como los que hay en Alemania y en otros países de Europa, que hacen frente "a los populismos de todo tipo".
Al ser preguntado si será el candidato en caso de que se repitan las elecciones a pesar de lo que dicen las encuestas, el jefe del Ejecutivo ha dicho estar "seguro" de que hay gente que no quiere que él repita como cabeza de cartel: "Estoy seguro, aunque a mí no me lo cuenten, que hay gente en ello", ha apostillado. De hecho, ha trasladado a esas voces críticas del PP que "probablemente" tengan "mala suerte" porque su "intención" es presentarse.
CASI TODOS SUS MINISTROS Y LA CÚPULA DEL PP
En el foro 'La Razón' -donde las preguntas se han centrado en la gobernabilidad y no ha habido ninguna sobre la corrupción-- ha estado acompañado por la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría y siete de sus ministros: Ana Pastor (Fomento), Isabel García-Tejerina (Agricultura), Alfonso Alonso (Sanidad), Pedro Morenés (Defensa), Iñigo Méndez de Vigo (Educación), Fátima Báñez (Empleo) y Rafael Catalá (Justicia).
También estaban presentes la esposa de Rajoy, Elvira Fernández, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, el vicesecretario de Organización, Fernando Martínez Maillo, el responsable de Comunicación, Pablo Casado, el vicesecretario de Política Autonómica y Local, Javier Arenas, el portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Rafael Hernando, y el presidente del Senado, Pío García-Escudero.