Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy critica que se busque primar la suma de escaños a "los votos populares y lo que ha dicho la gente"

Pregunta a PSOE y Ciudadanos si van a apoyar a Podemos
El presidente del Gobierno en funciones y candidato a la reelección, Mariano Rajoy, ha asegurado este miércoles que en España desde 1977 ha gobernado "siempre" el candidato de la lista más votada y ha criticado que sus rivales quieran primar la suma de escaños a "los votos populares y lo que ha dicho la gente" en las urnas. A su entender, la alternativa al PP es un acuerdo entre PSOE, Ciudadanos y Podemos.
"¿Van a apoyar el PSOE y Ciudadanos a Podemos? Ésa es una alternativa, pero sería muy lesiva para los intereses de los españoles que quieren que continuemos trabajando por la recuperación económica", ha declarado Rajoy en una entrevista en Onda Cero, recogida por Europa Press, para añadir que si los socialistas y el partido de Albert Rivera "van a hacer lo mismo", la situación "no deja de ser un poco absurda".
El jefe del Ejecutivo ha afirmado que él cree en el "normal funcionamiento de las instituciones democráticas" y ha añadido que desde que volvió la democracia a España en 1977 "el primero, el candidato de la lista más votada, ha gobernado siempre y no ha habido ninguna situación de excepcionalidad".
"Y por tanto, no conviene oponer los escaños que pueda tener alguien con los votos populares y lo que ha dicho la gente", ha enfatizado, para abundar en que su posición es "la más sensata". De hecho, ha recordado que el PSOE y C's "intentaron formar algo" tras el 20 de diciembre, "que no tiene ni pies ni cabeza" y "a final" han tenido que ir de nuevo a elecciones.
SIN APOYOS, NO IR A LA INVESTIDURA
Además, ha defendido la misma posición que mantiene desde diciembre asegurando que no irá a la investidura si no cuenta con los apoyos suficientes para salir investido, ya que no parece "muy razonable cambiar de opinión y de criterio". Eso sí, ha dicho que hay que esperar a ver si el Rey le plantea someterse a ese debate de investidura.
"No voy a decir nada sobre ese asunto porque a mi el Rey no me ha planteado nada y es un asunto que trataremos después de las elecciones y vamos a ver la decisión que toma el Rey", ha señalado, para agregar que no tenía sentido que él se pronunciara sobre algo que ni siquiera sabe si se lo va a plantear Felipe VI.