Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy avisa, ante las europeas de mayo, que los "'populismos" y los "eurófobos" obstaculizarán la recuperación económic

Barroso anima a ir a votar en los comicios y recuerda que Europa "no es el problema" sino "la solución para dejar atrás la crisis"
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha advertido este viernes de que los partidos "populistas" o los "eurófobos" obstaculizarán la recuperación económica que, según ha dicho, tanto está "costando". Por eso, ha pedido que en las elecciones europeas de mayo se apueste por formaciones "comprometidas con la integración europea".
"Debemos evitar que los populismos, los eurófobos u otros obstaculicen la recuperación que tanto nos está costando", ha declarado Rajoy en una rueda de prensa conjunta en el Palacio de la Moncloa con el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, que ha hecho un llamamiento similar.
El jefe del Ejecutivo ha señalado que la salida de la crisis económica requiere de "instituciones fuertes y estables". "Es imprescindible que el Parlamento Europeo, dotado de importantes poderes en todos los ámbitos, esté compuesto por fuerzas comprometidas con la integración europea", ha resaltado.
En este sentido, ha destacado que el futuro próximo dependerá en gran medida de la capacidad de sus ciudadanos de elegir "instituciones estables, previsible y fiables". A su entender, sin una Europa "fuerte y unida, la recuperación economía definitiva no hará sino retrasarse quien sabe por cuanto tiempo". "No tenemos ni un minuto que perder ni un ápice de energía que malgastar en la esencial tarea que constituye la superación definitiva de la crisis", ha enfatizado.
BARROSO: EUROPA "NO ES LA RESPONSABLE" DE LA CRISIS
El presidente de la Comisión ha dicho ser consciente de que la crisis ha traído "dosis de desconfianza" con respecto a Europa, pero ha subrayado que Europa "no es la responsable" de la crisis ni la causó la UE, sino que ésta tiene su origen en los comportamientos "irresponsables" de los mercados financieros.
Por eso, ha señalado que no sería "bueno" que ahora Europa se convirtiera en la "víctima de la crisis" y ha animado a los españoles para que sigan "confiando en Europa y participen en las elecciones de mayo". "Es una oportunidad única para decidir adonde queremos ir y cómo queremos que sea la Europa de mañana", ha añadido.
De hecho, ha recordado que España cuenta en este momento con 54 diputados, lo que supone que el país tiene un "peso muy importante" en la Eurocámara y en el sistema de decisiones europeas, en un momento en que muchas leyes vigentes en España se aprueban en Bruselas. Según ha agregado, la política europea "hoy, es política interior" porque genera "un impacto directo" en la vida de los ciudadanos.
Barroso ha recalcado que Europa "no es el problema" sino "la solución para dejar atrás la crisis". "Debemos unirnos para ser más fuertes. Unidos podemos hacer más", ha manifestado, para añadir que las "fuerzas extremistas" podrían poner en solfa los valores europeos y lo "conseguido con tanto esfuerzo".