Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ribó cree que la renuncia de Barberá es "imprescindible" para "limpiar la ciudad" y por "decencia política"

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha subrayado que la renuncia de la exprimera edil Rita Barberá y la de los miembros de su corporación en el PP es actualmente "imprescindible" porque "estamos ante un delito flagrante" y "no es cuestión de imputaciones, sino de decencia política".
"Ya sé que de aquí no se va nadie, pero para que esta casa recupere la confianza es necesario que Barberá renuncie", ha manifestado, ya que considera que "es el momento de limpiar la ciudad".
Ribó se ha manifestado así este martes un día después del levantamiento del secreto de sumario de la pieza separada del caso Imelsa que investiga un presunto blanqueo de capitales y financiación ilegal en el grupo municipal popular durante la etapa de Barberá como alcaldesa, quien ha comparecido este martes para insistir en que no dimitirá, colaborará "incondicionalmente" con la justicia y no ha contribuido a "ningún blanqueo de dinero".
Al respecto, el primer edil ha destacado que "por encima de lo que diga la señora Barberá, hay unas declaraciones grabadas de una exconcejala que habla de cosas muy claras", en referencia a las conversaciones que recoge el secreto de sumario de la exedil María José Alcón con su hijo, donde habla de "corrupción total" en el partido al darle "1.000 euros en dos billetes de 50".
Para Ribó, "sobre los procesos judiciales hay un elemento de decencia política" y ante estos "delitos flagrantes, castigados con penas importantes de hasta seis años de cárcel en el artículo 301 del Código Penal, no estamos hablando de cualquier cosa".
Por tanto, ha pedido la "renuncia" de Barberá y su equipo porque cree que "no es cuestión de imputaciones o no, sino de decencia política: Es algo muy serio y tendremos que pedirle que deje su cargo para limpiar esta casa donde tantos años ha estado". "Por desgracia, han pasado muchas cosas y solo dando un golpe de timón de forma clara se puede solucionar la situación", ha reivindicado.
Tras ser preguntado por las declaraciones de la exalcaldesa, ha lamentado ser consciente de que "aquí no se va nadie" y ha defendido la necesidad de que el Ayuntamiento "recupere la confianza de la población y tenga una imagen transparente y acorde con la política actual de la ciudad".
"¿QUIÉN MARCA LAS LÍNEAS ROJAS?"
Seguidamente, el alcalde de Valencia ha interpelado a la presidenta del PP en la Comunitat, Isabel Bonig, para "decirle una cosa muy clara: ¿Quién marca las líneas rojas en política: ella o los imputados?", ya que ha recordado que "en su momento se comprometieron a apartarlos del partido" si se confirmaba su imputación.
"Aquí hay muchas personas imputadas y muchos indicadores, por lo que en una situación como la actual no es cuestión de las normas del partido", ha resaltado, para apostillar que "si ellos no dan ese paso, va a costar mucho creerles a partir de ahora".
"No se lo pido al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, porque está más lejos y atraviesa unos momentos muy peculiares, pero en su momento habrá que pedírselo", ha declarado.
TRAMITARÁ EL DESPIDO DE ASESORES
Preguntado por las declaraciones realizadas por el portavoz popular en Valencia, Alfonso Novo, de que no se despida a los asesores del grupo municipal del PP hasta que haya una sentencia, Joan Ribó ha señalado que le "parece bien que pida, pero ya hay unas decisiones tomadas: Cuando tengamos claro que el juez considera oficial a estas personas como investigadas, tramitaremos su suspensión de empleo y sueldo", porque "es algo que en definitiva ha firmado el alcalde y el alcalde lo tiene muy claro", ha apuntado en tercera persona.
Además, ha reiterado que los investigados en el caso "tendrán que cumplir a lo que se comprometieron" y que "si no lo hacen, Bonig y Rajoy serán quienes tendrán que respetar sus promesas".
Finalmente, cuestionado por las palabras de Novo de que se han abierto diligencias por el viaje de Ribó a Galicia -ha anunciado que los concejales populares han sido citados para ratificar la denuncia que presentaron al respecto--, el alcalde ha manifestado que "lo único que está claro es que el juez los ha declarado investigados, así que no tengo más que decir", porque cree que "es lo mismo a lo que se comprometieron cuando se alzara el secreto de sumario". "¿Qué pasa, que sus palabras no valen? Deberían de valer", ha apostillado.