Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rivera descarta abstenerse para hacer presidente a Rajoy: "No queremos que siga gobernando"

Dice que en las negociaciones postelectorales no exigirá al PSOE que retire su apoyo a gobiernos de Podemos El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha asegurado este jueves que su partido no apoyará con sus votos la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno pero tampoco se abstendrá para permitirla. "No queremos que Rajoy siga gobernando", ha declarado.
Dice que en las negociaciones postelectorales no exigirá al PSOE que retire su apoyo a gobiernos de Podemos
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha asegurado este jueves que su partido no apoyará con sus votos la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno pero tampoco se abstendrá para permitirla. "No queremos que Rajoy siga gobernando", ha declarado.
En un desayuno informativo organizado en Barcelona por 'El Periódico', Rivera ha dicho: "No apoyaremos a Rajoy" porque si no, "no habrá un gobierno con las manos libres y limpias". Eso sí, ha indicado que es el líder del PP quien tiene que hacer una reflexión y tomar la decisión sobre su continuidad o su renuncia.
"Si el PP o el PSOE quieren contar con Ciudadanos, tiene que haber cambios, y uno de ellos es que el presidente del Gobierno no esté bajo la sospecha ni de la Gürtel, ni del caso Bárcenas, ni con la sede embargada", ha precisado.
Ante la insistencia de las preguntas para que aclarase si C's, además de no votar a favor de Rajoy, descarta también ofrecerle su abstención, ha contestado: "Sí. Nosotros no queremos que Rajoy siga gobernando (*), queremos un cambio de gobierno, de personas y de políticas".
Según ha señalado, Rajoy y él tienen visiones muy diferentes sobre lo que hay que hacer en España: el candidato del PP a La Moncloa "quiere que nada cambie" en España mientras que el partido naranja aspira a "que cambie todo sin romper nada".
UN PRESIDENTE LIBRE Y VALIENTE
En cualquier caso, ha señalado que si el PP y el PSOE quieren "que todo siga igual", pueden pactar entre ellos y no necesitan a C's. "Rajoy, si pudiera escoger, pediría que Ciudadanos no sea decisivo" tras las elecciones generales del 26 de junio "para que no le pidan el relevo y un cambio de políticas y de gobierno", ha comentado.
"Pero yo quiero un presidente del Gobierno al que no le chantajee nadie" con "unos papeles" o al que le llamen para pedirle que no quite los aforamientos políticos, "quiero un presidente valiente y con las manos libres para cambiar este país, para reformar, que no coja el teléfono a ningún delincuente, que no envíe mensajes a nadie a la cárcel y que no aparezca en unos papeles con 343.000 euros que pudo haber cobrado de mordidas", ha dicho en alusión al extesorero del PP Luis Bárcenas y el dinero negro que supuestamente cobraban dirigentes del PP.
Eso lo ve fundamental tanto para hacer una serie de reformas como para restablecer la confianza de los ciudadanos en la política. "Lo que necesita este país es confianza", ya que solo así habrá "estabilidad" y se logrará "que el populismo no tenga argumentos", ha defendido.
EL PSOE TIENE QUE DECIR CON QUIÉN PACTARÁ
Por otro lado, el presidente de Ciudadanos se ha referido al PSOE, que ante estos comicios "tiene que decidir cuál es su camino", porque cree que los electores no tienen claro cuál es su política de pactos.
Puede elegir el camino de "los pactos transversales" con el PP y C's, "la reforma de España y la estabilidad política y económica", o puede ser "la mano derecha de Pablo Iglesias en el Gobierno", ha indicado sobre la posibilidad de que el PSOE acabe pactando con Podemos.
Ha afeado a los socialistas que entren en el Gobierno de Ada Colau en Barcelona y que apoyen a Podemos en los ayuntamientos de Madrid y Valencia. Sin embargo, en declaraciones posteriores durante su visita a Barcelona, ha descartado que en las negociaciones postelectorales vaya a exigir al PSOE que retire esos apoyos.
"Nosotros no condicionamos los acuerdos autonómicos y municipales a los acuerdos nacionales", ha manifestado, para después destacar que, según las encuestas, la mayoría de los votantes del PSOE prefieren pactos con C's antes que con Podemos, y que "mucha gente" de ese partido quiere políticas progresistas "pero no quiere ni populismo ni independentismo".
Respecto a su actitud con el secretario general socialista, Pedro Sánchez, durante el debate electoral de esta semana, Rivera ha dicho que criticó las "políticas equivocadas" del PSOE en varios ámbitos e hizo alusión al Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero. Pero Sánchez "no ha gobernado", ha señalado cuando le han preguntado por qué no le atacó más.