Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rosa Díez asegura que Artur Mas ha "internacionalizado el ridículo" con sus asesores "pagados por todos"

Se pregunta si el informe de los expertos "computará como déficit" para que luego todos los españoles tengan que reflotar Cataluña
La líder de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), Rosa Díez, considera que el presidente de la Generalitat catalana, Artur Mas, en su afán de internacionalizar el conflicto catalán, lo que ha conseguido ha sido "internacionalizar el ridículo" y que, además, lo ha hecho "con el dinero de todos" y ante la "pachorra" del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.
Así se ha pronunciado Díez, en declaraciones a Europa Press, tras conocerse el informe del Consejo Asesor para la Transición Catalana que sostiene que la independencia de Cataluña no tendría que traducirse necesariamente en su expulsión de la Unión Europea.
Según Díez, "hay expertos para decir cualquier cosa", y, en el caso concreto de los asesores de Mas, "el que paga, manda". "Manda la Generalitat, pero el dinero lo ponemos todos los españoles. No sé si van computar esto entre los déficit que luego les pagamos para sacar a flote la autonomía", apunta la máxima dirigente de la formación magenta.
Desde su punto de vista, "decir que seguirán siendo Europa aunque se vayan de España es hacer el ridículo gastando el dinero de todos los españoles" y "un intento más de engañar a la gente". Y aunque confía en que los ciudadanos no se crean lo que dicen estos asesores, lo grave es que sus promotores busquen "el engaño", lo mismo que han hecho, a su juicio, al con el 'España nos roba'.
"UNA VERGÜENZA DE PAÍS BANANERO"
"Es bastante vergonzoso intentar engañar a la gente con el dinero de la gente, pero quien no tiene vergüenza no se va a avergonzar. Si fueron capaces de decir que con la independencia bajaría el porcentaje de cánceres, cómo no van a ser capaz de decir estas cosas. Es una falta de respeto a los ciudadanos y una vergüenza ante el mundo. Es de país bananero", denuncia.
Díez insiste en que las leyes internacionales, la realidad y el sentido común hacen imposible que la máxima del consejo asesor y del propio Mas se cumpla, pero lamenta que con su ofensiva en el extranjero han conseguido "internacionalizar el ridículo", y que, "como siguen siendo españoles", esto acaba afectando "negativamente" a todo el país.
Por eso critica la inacción con la que, en su opinión, actúa el Gobierno tanto en el plano nacional como en el internacional. Según su análisis, en Moncloa han pensado que "con tener la razón basta", pero no es suficiente y es necesario "vender en el mundo" la posición del Ejecutivo. "No ha dado una batalla ni fuera ni dentro. Ha faltado una estrategia internacional de explicar con claridad qué estaba pasando en España y cuáles son las argucias que utilizan los nacionalistas que están vulnerando las normas", alerta.
ESPERA A QUE ESCAMPE, PERO YA NOS HEMOS CALADO
Para la líder de la formación magenta, "el Gobierno ha llegado a esta cita muy tarde" como causa de "esa pachorra que caracteriza a Rajoy de esperar a ver si escampa" pero, en este caso, ha reaccionado cuando "la caladura ya ha llegado a todo el mundo".
Aunque está convencida de que los promotores de la consulta "no pueden llegar hasta el final", se queja de que por el camino ya "se ha perdido mucho" sobre todo en términos de división social, dentro de Cataluña y entre esta comunidad y el resto de España. "Gastamos energía y dinero en las obsesiones del nacionalismo mientras las cosas cotidianas van fatal también en Cataluña y eso hace mucho daño", señala.
Por eso Díez ha vuelto a instar al Gobierno a dejar claro a los nacionalistas e independentistas que no van a conseguir sus objetivos porque sólo cuando sean "plenamente conscientes" de eso "dejarán de dar pasos para intentar chantajear". "Ese día renunciarían o se darán cuenta de que esta es una estrategia suicida para los propios intereses egoístas del nacionalismo catalán", vaticina la líder de UPyD.