Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rousseff inicia su campaña e insta a los brasileños a defender el legado de Lula

La candidata a la presidencia de la república de Brasil por el Partido de los Trabajadores (PT), Dilma Rousseff (c), saluda a un grupo de seguidores al iniciar su campaña este 6 de julio en la ciudad de Porto Alegre, sur de Brasil. EFEtelecinco.es
La candidata presidencial Dilma Rousseff inició hoy su campaña para las elecciones de octubre próximo e instó a los brasileños a "tomar las calles" y a "defender" con su voto las "conquistas sociales" del Gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva.
"Llegó la hora de tomar las calles", proclamó la abanderada del oficialista Partido de los Trabajadores (PT) a través de su cuenta en Twitter, una herramienta que se propone utilizar para dialogar con los votantes.
Según las normas electorales, desde hoy los candidatos pueden organizar mítines, caravanas y otros actos en las calles y comenzar a difundir su propaganda a través de internet, un medio al que, de acuerdo a datos oficiales, acceden unos 60 millones de brasileños.
En su página en internet, el PT se mofó del lema del opositor José Serra, candidato del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), quien dice a los electores que "Brasil puede más".
Según el partido fundado por Lula: "si insisten en que pueden más, responderemos con una realidad muy clara: hemos hecho más".
De acuerdo a los últimos sondeos, Rousseff y Serra inician la campaña con una intención de voto del 39 por ciento, por lo que los analistas vaticinan que los comicios del 3 de octubre próximo serán los más reñidos de la historia electoral del país.
Rousseff escogió para su primer contacto directo con los votantes la ciudad de Porto Alegre, capital del estado de Río Grande do Sul, donde recibió un homenaje en la Asamblea Legislativa, antes de hacer un recorrido a pie por el centro, en el que fue saludada por cientos de personas.
En su discurso ante los legisladores de esa región, la candidata reiteró su oferta de mantener y profundizar las políticas sociales que el Gobierno de Lula implantó desde 2003 e instó a los brasileños a defenderlas con su voto.
"Nuestras visiones del mundo son totalmente diferentes", declaró Rousseff en alusión a Serra, de quien dijo que carece de la "fuerte sensibilidad" para los asuntos sociales que caracteriza a Lula, su mentor político y quien propuso su candidatura al PT.
Serra, por su parte, programó sus primeros actos en la calle en la ciudad de Curitiba, capital del estado de Paraná, donde el PSDB ha adelantado que hoy presentará una carta de compromisos en el área social, que será una de las bases de su oferta electoral.
La tercera en discordia para las elecciones de octubre próximo es la candidata del Partido Verde (PV), Marina Silva, quien según las encuestas cuenta con un 10 por ciento de respaldo y comenzará hoy mismo su campaña en la ciudad de Sao Paulo.