Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rubalcaba niega fraude masivo en Andalucía por los cursos de formación y pide al PP que "no ensucie" la campaña europea

Ve una "operación de comunicación" contra la Junta
El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha negado este viernes que haya habido un "fraude masivo" en Andalucía por las supuestas irregularidades en los cursos de formación para desempleados y ha pedido al PP que "no ensucie" la campaña europea con acusaciones a esta Comunidad.
"Creo que es la única campaña en la que el PP va a trabajar en A, o mejor dicho, no va a trabajar en B. Le pido que por ello no la ensucie en Andalucía", ha manifestado Rubalcaba en una rueda de prensa en Ferraz tras presidir la reunión de coordinadores de la campaña electoral para las elecciones europeas del próximo 25 de mayo.
Preguntado sobre las informaciones que apuntan al supuesto fraude de 2.000 millones de euros, el líder del PSOE ha recalcado que "no son 2.000 millones si no 2.000". Así pues, ha insistido en que esto "no sólo no es un fraude masivo sino que es una mentira" que persigue el objetivo de "ensuciar" la imagen de "los empresarios andaluces, los sindicatos andaluces y a su Gobierno antes de las elecciones".
En esta línea, Rubalcaba cree que existe una operación de comunicación" contra la Junta de Andalucía. En su opinión, "no es casualidad" que "todos los medios de comunicación" dijeran "lo mismo" al hacer referencia a esta información con tres palabras: "fraude, masivo, y Andalucía": "Cuando todos lo medios dicen lo mismo es que a todos los medios se les ha contado lo mismo", ha replicado.
Rubalcaba ha destacado la "actitud intachable" de la Junta de Andalucía a raíz de estas acusaciones, y además, ha subrayado que el fraude afecta a "algunas empresas", algo a lo que ha restado importancias porque, a su juicio, existe en "otras comunidades "como Madrid" que "también tienen ese tipo de fraude".