Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rubalcaba a Rajoy: Para frenar el debate es "más civilizado" retirar la ley que "prohibir" hablar a los suyos

Pide al presidente que aclare si está con la derecha de Merkel y Cameron o la de Le Pen, único que apoya su modelo
El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha vuelto a pedir este jueves al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que retire su ley del aborto y le ha asegurado que ésta sería además una "forma más civilizada de acabar con el debate en su partido" sobre esta reforma, que "prohibir a sus dirigentes que hablen".
Así se ha pronunciado el líder de la oposición en la clausura de un foro interparlamentario que ha celebrado este jueves el PSOE en Ferraz, centrado en analizar los "ataques" que, a su juicio, está haciendo el Gobierno del PP a las libertades de los ciudadanos y en el que han tenido un papel destacado las críticas a la reforma de la ley del aborto planteada por el Ejecutivo.
Rubalcaba, que se ha referido en varias ocasiones al "buen lío" que se ha "montado" en el PP a cuenta de esta reforma, que tal y como está planteada han rechazado en público algunos dirigentes, ha reiterado su petición al Gobierno de que retire esa reforma, "la meta en un cajón y la guarde bajo siete llaves".
El líder de los socialistas ha insistido en que "nadie puede pensar" que el PP ha presentado esta ley para "cumplir su programa electoral" y, es más, ha apuntado que "tendría narices que el único punto" que quiere llevar a efecto es "el que perjudica a las mujeres". A su juicio, ha sido "un intento de reconciliarse con esa derecha más extrema" de su partido, pese a que de esta forma las mujeres "pierden la libertad de decidir sobre su propia maternidad".
Con este "canje inmoral", ha denunciado, el gobierno "sólo satisface los derechos de la población más conservadora, de aquella que quiere imponer su moral, que es minoritaria al conjunto de los españoles".
"BUEN DEBATE PARA LAS EUROPEAS"
De hecho, Rubalcaba también ha pedido al jefe del Ejecutivo que aclare, especialmente ahora que faltan pocos meses para las elecciones europeas, si su partido está en la derecha de países que cuentan con una ley de plazos, como ocurre en 20 de los 28 Estados miembro de la UE, o si, en cambio, está con la derecha del partido de Jean Marie Le Pen, "el único líder europeo que ha salido entusiásticamente a aplaudir" la reforma de la ley del aborto.
"Éste es un buen debate para las elecciones europeas: ¿con qué derecha europea quiere estar usted en materia de libertades, con Merkel, con Cameron, con Sarkozy o con Le Pen? --ha remachado Rubalcaba--. Que lo diga, porque esta ley sólo ha tenido un fervoroso aplauso en el mundo de Europa, que es justamente el de Le Pen".
Rubalcaba ha subrayado la "importante contestación" que ha tenido esta reforma en Europa, que ha llevado a que incluso el diario conservador 'Times' haya publicado un editorial denunciando el "abuso de poder" del Gobierno.
Para el líder del PSOE, en Europa no se entiende que España, que estuvo muchos años en la "cola" del tren de las libertades y pasó con el Gobierno socialista a "la cabeza", ahora vuelva al final de ese tren.
Por ello, también se ha mostrado convencido de que los españoles no van a "admitir" los retrocesos en materia de libertades que, en su opinión, está poniendo en marcha el PP. Por su parte, ha garantizado que el PSOE va a "intentar por todos los medios" que no haya "ni un paso atrás" en esta materia y ha asegurado que van a "trabajar en las instituciones y fuera" de ellas.
Y es que, a juicio del líder de los socialistas, Rajoy se ha propuesto en la segunda parte de su legislatura recortar los derechos y libertades de los ciudadanos, después de una primera dedicada a atacar derechos sociales y laborales. De esta manera, ha afirmado, se están dedicando a "aplicar" su "programa en B", con el "gran pretexto" de la crisis económica y su situación de mayoría absoluta.
En su opinión, detrás de todas las "aparentes ocurrencias" que encierran todas sus reformas hay un "hilo conductor de una derecha que quiere una segundas transición, pero hacia atrás". Este modelo explica que, después de abordar los derechos sociales, planeen un "paquete directo a la yugular de los derechos y libertades de los españoles", que incluye, entre otras, la ley del aborto, la ley de seguridad ciudadana y la ley de seguridad privada.
Sobre esta última iniciativa, ha defendido que sólo busca que algunas empresas hagan negocio y ha dejado caer que algunas de estas compañías son "bastante cercanas a algunos dirigentes del PP".