Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rubalcaba advierte de las "diferencias" con el PP para salir de la crisis y defiende los "valores" socialistas

El candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha advertido este domingo de la "importancia" de las próximas elecciones generales del 20 de noviembre y ha puesto de manifiesto las "diferencias" con el PP para salir de la crisis, defendiendo los "valores" socialistas en lo que respecta a la educación o la sanidad públicas.

En un acto público en la plaza de toros de Atarfe (Granada), donde, junto al expresidente del Gobierno Felipe González y al presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, ha congregado a unas 10.000 personas, Rubalcaba ha vuelto a servirse de la "metáfora gastronómica" sobre el "menú" que ofrecen administraciones socialistas y 'populares' para anteponer unas políticas y otras.
"No es lo mismo una educación a la andaluza que a la madrileña, o una dependencia a la andaluza que a la valenciana", ha señalado el candidato, que en ese sentido ha agradecido a Griñán que su labor al frente del Gobierno andaluz le vaya a ser útil como una herramienta "pedagógica" para la campaña.
De hecho, ha defendido el papel de una educación y de una sanidad públicas y ha vuelto a alertar de que éstas "no son gratis". También ha hecho memoria para recordar lo que han hecho tanto el Gobierno de José María Aznar como el de José Luis Rodríguez Zapatero. Los dos, ha dicho, vivieron momentos de crecimiento económico, y ambos crearon empleo, pero Zapatero, además de seguir fomentando la creación de empleo y el desarrollo, también puso en marcha una serie de reformas sociales que su antecesor no hizo, como la Ley de Dependencia, o la subida de las pensiones. "No somos lo mismo también cuando la economía crece", ha recalcado.
La derecha, ha dicho, "nunca ha creído en Andalucía", y siempre la ha visto como un lugar donde "irse de cacería, a tomar unos blancos o unos Moriles", y eso es algo, ha sostenido, "que cuando se relajan les sale". Por ello, Rubalcaba ha pedido el apoyo a los andaluces y les ha instado a hacer memoria cuando el candidato del PP, Mariano Rajoy, visite la región y asimismo, ha advertido de que los socialistas no toleran que se hable mal de Andalucía desde otras comunidades autónomas.
Para Rubalcaba, las próximas elecciones son "definitivas" y, en su opinión, "las más importantes desde las de 1977", entre otras cosas, porque afrontamos una crisis que obligará a hacer "esfuerzos importantes", que tienen que ver con la deuda del país. "Resolveremos el problema de la deuda, pero habrá que resolver el problema de quién manda en los mercados", ha considerado.
Al hilo, ha afirmado que es necesario resolver el "problema" de Grecia, pero sin olvidar que Europa ha de defender el euro, y que tiene que solucionar también el problema del desempleo y eso, ha indicado, "no se podrá hacer sin cambiar el modelo de crecimiento".
Rubalcaba ha afirmado que ante los próximos comicios la ciudadanía está situada en una "encrucijada", en la que podrá elegir "dos caminos", y ha aclarado qué es en lo que él cree: "Yo creo en que por encima del voto democrático no existe ningún voto, en que debe haber poderes públicos y en un Estado fuerte que se preocupe por los más débiles. Creo en la cohesión social", ha señalado el candidato, para quien ha de desterrarse la máxima según la cual "los beneficios se privatizan y las pérdidas se socializan".
Según ha considerado, no puede permitirse que la economía crezca para "resolver el problema" del desempleo, por lo que ha apostado por apoyar a las empresas con recursos públicos para fomentar la creación de puestos de trabajo y esos recursos, ha dicho, hay que pedírselos a los ciudadanos, pero "a los que más tienen", a las grandes fortunas.
En el punto opuesto, ha señalado al PP, donde Rajoy calla "pero otorga", y "mientras calla, Esperanza hace de las suyas con la educación pública en Madrid, Camps y ahora Fabra hacen de las suyas con la sanidad pública en Valencia, o Cospedal se estrena con las tijeras de recortar derechos sociales a los castellanomanchegos".
Para el PSOE, en contra de lo que opina la derecha sobre recortar educación y sanidad, debe hacer "justo lo contrario", porque son el "futuro" del empleo. "Para ellos la crisis es un pretexto para recortar, para atacar lo que nunca les ha gustado, que es la sanidad y la educación pública".
Así, aunque ha reconocido todos los cambios que ha experimentado la sociedad española, ha asegurado que los "valores" del socialismo que fundó Pablo Iglesias "no han cambiado". En ese sentido, ha considerado que ésta "no es nuestra crisis", sino que es "la crisis de los valores de la derecha, de la codicia, del sálvese quien pueda y del todo vale con tal de ganar dinero".
Por todo, Rubalcaba ha dicho ante los simpatizantes y los militantes que este domingo le han acompañado en Atarfe que "no hay nada irreversible" y que se puede ir todavía "hacia atrás", retroceder en derechos sociales, con un Gobierno del PP.