Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rubalcaba propone que las cifras concretas vayan en una Ley y no en la Constitución

La clave del acuerdo: el equilibrio entre el compromiso con el déficit cero exigido por Europa y la flexibilidad para no atar las manos al gasto social de futuros gobiernos. Foto: Informativos Telecinco.telecinco.es
El PSOE ha propuesto hoy al PP que la reforma de la Cosntitución para limitar el déficit no incluya cifras concretas, sino que éstas se reflejen en la Ley de Estabilidad Presupuestaria que se está negociando paralelamente. Y todo mientras surgen voces críticas en el seno del PSOE sobre la reforma de la Constitución. La útlima en alzar la voz ha sido la coordinadora del Comité Electoral, Elena Valenciano, que considera que es algo "relativamente grave" que haya voces discrepantes. También el expresidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha dicho que será "el primero" en mostrase contrario a la reforma si no se explica. El eurodiputado socialista, Juan Fernando López Aguilar, ha asegurado que la idea "suscita perplejidad".
El candidato socialista a las elecciones generales, Alfredo Pérez Rubalcaba, que también encabeza las negociaciones para reformar la Constitución le ha propuesto al PP que la Carta Magna no recoja cifras concretas sobre el déficit y el techo de gasto. Estas a su entender deberían ir en la Ley de Estabilidad Presupuestaria que se está negociando paralelamente a la reforma constitucional para lograr el objetivo de que haya la suficiente flexibilidad que permita garantizar las política sociales y los servicios públicos.
Y en medio de la negociación están apareciendo algunas voces muy críticas con la medida. "Entiendo que haya muchos compañeros que tengan dificultades para verlo, que sea una decisión que les afecte, que les resulte difícil", ha señalado Elena Valenciano, tras lo cual ha subrayado que no le ha sorprendido que uno de estos diputados discrepantes sea el ex líder de CC.OO. Antonio Gutiérrez, ya que "no es la primera vez que discrepa de algunas de las medidas duras que ha habido que adoptar estos años".

La dirigente socialista ha justificado estas posturas dentro del PSOE por ser "un partido que debate abiertamente" y que tiene "voces plurales, distintas personalidades", aunque ha querido diferenciar estas discrepancias del apoyo al candidato a las elecciones generales, Alfredo Pérez Rubalcaba. "No tiene nada que ver con nuestro candidato y proyecto, que en estos momentos es respaldado por la totalidad del partido", ha asegurado.

Valenciano ha remarcado que la reforma de la Constitución para fijar un techo de déficit y deuda pretende "garantizar en el futuro estabilidad en las cuentas y enviar un mensaje que dé seguridad y garantías a aquellos que tienen que ayudar" a España y comprar su deuda soberana.

Aunque ha reconocido que se trata de una reforma "bien complicada", la jefa de campaña del candidato Rubalcaba -que ha tomado las riendas de la negociación- ha dicho que espera que una vez quede definida los diputados socialistas que discrepan "lo compartirán", por lo que les ha pedido "un poco de paciencia y prudencia hasta tener definitivamente la formulación".
El eurodiputado socialistas y ex ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, ha asegurado, en declaraciones a Europa Press, que la reforma "suscita perplejidad" por realizarse al final de la Legislatura y una vez que se ha anunciado ya la fecha de las elecciones. Sin embargo, deja claro que él apoya esta decisión y reclama que PSOE y PP alcancen consensos en otras reformas que han sido "ampliamente demandadas" por la sociedad desde hace tiempo.
En este sentido, ha dejado claro que los socialistas europeos están convencidos de que "la defensa del euro exige ese avance decisivo en la Unión Económica Fiscal y Presupuestaria". "Creemos además que no es razonable, no es esperable que esos avances se produzcan sin Alemania y menos aún contra Alemania".
El expresidente de Extremadura y líder de los socialistas en esta región, Guillermo Fernández Vara, ha sido una se los líderes socialistas que se ha mostrado más crítico con la refroma. Será "el primero" en contra si se lleva a cabo sin que se explique. "Si hay alguna razón que impide someter la reforma constitucional a referéndum, hay que explicarla. Si no se hace, nadie nos entenderá", ha escrito Fernández Vara en su cuenta de Twitter.
Fernández Vara ha alertado del riesgo de que, por rehusar el debate, la reforma aprobada por las Cortes se saque adelante "con una mayoría social en contra", a lo que ha añadido: "Y yo el primero".
"Y digo que yo el primero", ha continuado el expresidente extremeño, "porque no lo entiendo hasta que me lo expliquen". Vara ha reconocido, con reparos, que los "mercados pueden cambiar nuestras vidas" y ha aprovechado para recordar que en su etapa al frente de la Junta de Extremadura redujo el gasto público en 600 millones de euros.
"La mejor manera de preservar las políticas sociales es que las cuentas cuadren", ha enfatizado.