Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sánchez y Rajoy se acusan mutuamente de ser el "tapón" para la regeneración y de ser "fraude"

El rifi-rafe posterior a las intervenciones de ambos ha durado unos cuarenta minutos centrados en su mayor parte del tiempo en las descalificaciones que se han lanzado el uno al otro.
Pedro Sánchez comenzó diciendo que la intervención de Rajoy le reafirmaba en su planteamiento de cambiar el Gobierno en "el fondo y la forma" para "desterrar" el "insulto y la descalificación". Y acto seguido pasó a acusar a Mariano Rajoy de haber realizado una política de "imposición y soberbia" y le echó en cara que hubiera renunciado a l "responsabilidad" de presentarse a la investidura. "Le dijo 'no' al Jefe del Estado" y "bloqueó el reloj de la democracia", espetó a Rajoy a quien acusó también de "faltar el respeto" a los españoles.
Pero Rajoy, en su intervención contraatacó diciéndole que el PP no ha engañado ni al Rey, ni a la gente, ni al Parlamento, si no que el que ha llevado a esta situación de bloqueo había sido Pedro Sánchez por presentarse ante la Cámara sin los apoyos necesarios para salir elegido y formar gobierno. "Lo que ha hecho es una impostura, un fraude, un fracaso", apostilló.
(((AVANCE)))