Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El alcalde de Santander advierte ante el temporal de esta noche, el más importante desde el "desastre" de 2014

El alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, ha advertido de los efectos del temporal marítimo que afecta a la costa cantábrica y que, según las previsiones, es el más importante desde el que provocó el "desastre" en las zonas de playa de la ciudad en febrero de 2014. Para esta madrugada se prevén inundaciones en la zona final del Sardinero puesto que la lámina de agua podría rebasar el paseo marítimo.
Se trata del fenómeno meteorológico "más importante" en Santander y con "peores datos sobre el comportamiento del mar" desde el citado, que causó daños "sustanciales" al frente marítimo.
Lo peor se espera para esta madrugada, entre las 4.00 y las 5.00 horas. La altura máxima de ola prevista (diez metros) es inferior a la de hace dos años, pero esta "ventaja" se compensa con un "problema adicional", como es que "hay menos playa que entonces". "Se gana con la altura de ola pero las condiciones de la costa son peores", ha advertido el alcalde, que ha explicado que "no ha dado tiempo" a que se recupere el perfil de la playa en estos dos años tras el temporal 2014.
De la Serna ha realizado estas declaraciones en una rueda de prensa que ha convocado este lunes con carácter de urgencia, tras conocer los últimos datos facilitados por el Departamento de Ciencias y Técnicas del Agua y del Medio Ambiente de Universidad de Cantabria que ratifican "los peores pronósticos" para esta noche. "Hace dos años que no nos llaman", ha enfatizado el regidor sobre la advertencia.
El Ayuntamiento ya ha puesto en marcha los protocolos para este tipo de situaciones, acotando las zonas de mayor riesgo. Así, cuando esta mañana la alerta ha pasado a nivel naranja se ha procedido al cierre del minizoo de la Magdalena y de la avenida de Manuel García Lago, desde la rotonda de Gregorio Marañón hasta la entrada del Hotel Chiqui, para evitar daños a personas y bienes.
También se ha contactado con los negocios hosteleros como el Cormorán, El Parque o el BNS, o con los supermercados BM y Lupa, entre otros, para que adopten las medidas que consideren oportunas como la colocación de sacos de arena, de los ya disponen algunos locales, según le consta al regidor.
Si la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) activa la alerta roja, el Ayuntamiento procederá a cerrar el parque de Mesones, la calle Doctor Fleming y la zona del colegio Los Agustinos.
El alcalde ha precisado que "lo más preocupante" del temporal será a partir de las 4.00 horas de este martes, cuando se prevén mareas de coeficiente superior a 100 y alturas de ola de diez metros, a lo que se une una frecuencia "bastante larga" de ola, de 19 a 20 segundos, lo que dibuja un patrón "muy similar" al de 2014, con la salvedad de que las olas previstas son un metro más bajas que las de entonces.
De la Serna ha hecho un llamamiento a la ciudadanía para que evite acudir a la zona del final del Sardinero, la avenida García Lago, esta madrugada y que no se acerquen a los lugares cerrados por prevención.
"Según los datos de la AEMET y la Universidad sobre la evolución del temporal, las cosas pintan mal", ha reconocido el alcalde, que ha precisado que su intención no es alarmar sino informar por si la evolución resulta desfavorable, como así apuntan las previsiones.
En este sentido, ha instado a que la gente no se confíe por el buen tiempo que hace este lunes en Santander porque la situación "puede cambiar por completo en muy poco tiempo".