Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Secretario de Acción política del PSC no contempla que los críticos voten contra el criterio del partido

Incide en que todo el mundo es adulto y sabe qué puertas se abre y se cierra.
El secretario de Acción Política de los socialistas catalanes, Antonio Balmón, ha afirmado este martes que no contempla que los diputados críticos con la dirección del partido se posicionen contra el criterio del PSC en la votación que tendrá lugar el jueves en el Parlamento catalán sobre la consulta soberanista.
En un encuentro con los medios de comunicación del Baix Llobregat, el alcalde de Cornellà y dirigente del PSC ha dicho que confía en la coherencia de todos los diputados ya que "todo el mundo sabe lo que ha decidido el partido".
"No contemplamos que pase", ha manifestado Balmón, al ser preguntado sobre qué pasaría si algún diputado se desviara de la posición del partido aprobada en un Consell Nacional, aunque ha afirmado que todo el mundo es adulto y sabe qué puertas abre y cierra.
Balmón ha explicado que entiende que haya compañeros de partido que optarían por otra opción en la votación sobre la consulta en el Parlament, pero cree que "habrá coherencia por respeto a la decisión del partido".
El secretario de Acción Política del PSC también se ha referido a la cesión del padrón para la celebración de una consulta en Cataluña, un debate que ha calificado de "tontería".
Según Balmón, el padrón municipal no se puede entregar a la Generalitat si no hay una ley que lo permita, por lo que él, como alcalde, se limitará a aplicar la ley.
Por ello, el dirigente socialista ha dicho que la presidenta del PP, Alicia Sánchez-Camacho, "o es tonta o es analfabeta legal", al pedir a los ayuntamientos socialistas que no entreguen el padrón para una consulta en Cataluña.
Balmón ha manifestado que la polémica sobre el padrón es "hablar por hablar" porque nadie pedirá el padrón, y el padrón no es lo mismo que el censo.