Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Senado pide al Gobierno el desarrollo de programas para la incorporación de militares a otros ámbitos laborales

La Comisión de Defensa del Senado ha aprobado este martes una moción del Grupo Popular en la que pide al Gobierno el desarrollo de programas de incorporación a otros ámbitos laborales para el "personal excedentario" de las Fuerzas Armadas, no sólo en el sector privado sino también en el resto de administraciones públicas.
Concretamente, la moción del PP, que ha contado con el apoyo de PSOE y CiU, además de la abstención de la Entesa pel Progrés de Catalunya, reclama que se "haga efectivo el mandato contenido en la Ley de Derechos y Deberes de los miembros de las Fuerzas Armadas en relación con la incorporación del personal excedentario en nuevos ámbitos profesionales y laborales".
El texto aprobado recuerda que la Ley de Derechos y Deberes de los miembros de las Fuerzas Armadas prevé "el apoyo al personal mediante el desarrollo de programas de incorporación a otros ámbitos laborales, en función de los empleos militares, años de servicio, titulaciones e intereses profesionales".
De hecho, ya existen "algunos mecanismos" con los que se favorece el acceso al mercado laboral a los soldados y marineros, aunque la moción apunta que "sería deseable que dichos mecanismos se hiciesen extensivos a suboficiales y oficiales, dado que la actual estructura conduce a que sea casi imposible el ascenso de la mayoría de las promociones a los empleos superiores, con la frustración profesional que ello conlleva".
"Para que esta incorporación al mercado laboral fuese efectiva, sería necesario que se ofreciese a los militares el apoyo preciso en la confección de su proyecto personal, propiciar la interacción efectiva entre demandantes y oferentes de empleo, la adaptación del currículo profesional a las demandas del formato civil e incluso el estudio de los posibles beneficios fiscales a los empleadores", propone.
Asimismo, apunta que "sería conveniente actuar sobre la formación, de manera que se elaborase un catálogo de cursos orientados al ámbito laboral, que se homologasen cursos y titulaciones y que se estableciesen planes de carrera dirigidos a las salidas profesionales, así como un régimen de prácticas en empresas".