Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Senado da mañana el primer paso para aprobar definitivamente el nuevo régimen disciplinario militar

No elimina el arresto y permitirá suspender manifestaciones de militares y guardias civiles
La Comisión de Defensa del Senado dará el visto bueno mañana, miércoles, al proyecto de Ley Orgánica de Régimen Disciplinario de las Fuerzas Armadas, previsiblemente sin hacer ningún cambio con respecto al texto que ha llegado procedente de la tramitación en el Congreso.
Según han informado a Europa Press fuentes parlamentarias, los grupos Popular y Socialista en la Cámara Alta han alcanzado ya un acuerdo que implica la aprobación del proyecto de ley en los mismos términos en que se aprobó en el Congreso, donde se realizaron algunos cambios con respecto al texto que había aprobado el Gobierno.
La principal novedad que se introdujo en el texto durante su tramitación en la Cámara Baja --con los votos favorables de PP, PSOE y CiU y en contra de la Izquierda Plural, UPyD y ERC-- fue que las manifestaciones que convoquen los miembros de las Fuerzas Armadas o de la Guardia Civil, siempre que sea haciendo uso de su condición militar, podrán ser suspendidas.
Según el texto acordado, las manifestaciones de "carácter político, sindical o reivindicativo" en las que se porten armas o se vista el uniforme conllevarán falta disciplinaria muy grave. Mientras, se quedarán en falta muy grave aquellas en las que se pronuncie o se haga "propaganda a favor o en contra de partidos o sindicatos o de sus candidatos".
A cambio de introducir las modificaciones sobre las manifestaciones, con las que los socialistas no estaban de acuerdo en un principio, el Grupo Popular aceptó retirar la enmienda en la que planteaba sanciones para los dirigentes de las asociaciones profesionales de guardias civiles en caso de incumplir su régimen disciplinario.
ELIMINA EL ARRESTO EN CELDA
Otra de las enmiendas transaccionales que pactaron PP y PSOE afecta al artículo 15 del proyecto de ley y se refiere al arresto por falta leve. En su redacción original, el texto establecía que "el arresto de uno a 14 días consiste en la permanencia del sancionado, por el tiempo que dure el arresto, en su domicilio o en el lugar de la unidad, acuartelamiento, base, buque o establecimiento que se señale en la resolución sancionadora". En el nuevo texto, se añade que "la restricción de libertad implica que el lugar de cumplimiento no puede ser una celda o similar".
En otra enmienda transaccional se añade un párrafo nuevo al artículo 22 en el que se deja claro que "la sanción de arresto prevista para las faltas leves podrá imponerse cuando se haya visto afectada la disciplina o las reglas esenciales que definen el comportamiento de los miembros de las Fuerzas Armadas".
Además, los dos partidos acordaron incluir en el proyecto una nueva disposición final cuarta que obligue al Ministerio de Defensa a "remitir al Observatorio de la vida militar, en el primer semestre del año, la memoria del ejercicio anterior con las estadísticas de la aplicación de esta ley orgánica sobre el número de procedimientos disciplinarios y las sanciones impuestas, especificando las infracciones cometidas según los diferentes apartados de faltas leves, graves y muy graves".
En cuanto al resto de modificaciones al proyecto de ley de Régimen Disciplinario que PP y PSOE proponen, la mayoría se trata de "mejoras técnicas" que no suponen grandes cambios en el contenido del texto. Así pues, se confirma que el arresto como sanción para faltas leves, graves o muy graves seguirá en vigor a pesar de la oposición de otros partidos y de las asociaciones profesionales.
Pues bien, este mismo texto será aprobado previsiblemente mañana, si PP y PSOE cumplen lo acordado, en la Comisión de Defensa del Senado. A continuación, el proyecto de ley pasará al Pleno para su aprobación definitiva, ya que no tendría que volver a pasar por el Congreso al no hacerse ningún nuevo cambio.
OPOSICIÓN DE LAS ASOCIACIONES
Las asociaciones profesionales de militares ya han mostrado su total rechazo tanto a este proyecto de ley como a otro que las Cortes aprobarán próximamente, como es la reforma de la Ley de la Carrera Militar, todavía pendiente de aprobación por el Consejo de Ministros.
Ante esta situación, los principales colectivos --la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME), la Asociación Profesional de Suboficiales (ASFASPRO), la Asociación de Tropa y Marinería Española (ATME) y la Asociación de Militares de Tropa y Marinería (AMTM)-- están organizando movilizaciones para los próximos meses.