Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Serra y Rousseff empatan en la primera encuesta tras el inicio de la campaña en Brasil

El opositor Jose Serra (i), saluda a la oficialista Dilma Rousseff (d) el pasado 25 de mayo de 2010, en un encuentro con miembros de la Confederación Nacional de la Industria (CNI), que se realizó en Brasilia (Brasil). EFE/Archivotelecinco.es
El candidato opositor José Serra y la oficialista Dilma Rousseff están empatados en la primera encuesta realizada desde el inicio oficial de la campaña para las elecciones presidenciales del 3 de octubre en Brasil, que fue divulgada hoy por el diario Folha de São Paulo.
El abanderado del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) obtuvo el 37% de las intenciones de voto según el sondeo realizado esta semana por la prestigiosa empresa demoscópica Datafolha, lo que indica que ha perdido dos puntos en relación al último sondeo de finales de junio.
La candidata del Partido de los Trabajadores (PT) del presidente Luiz Inácio Lula da Silva recibió un 36% de los apoyos, un punto menos que en junio.
La candidata del Partido Verde (PV), Marina Silva, subió un punto, hasta el 10%.
Los indecisos se mantienen en el 10% y los que votarán en blanco o nulo en el 4%, mientras que los candidatos minoritarios se repartieron el 3% restante, según la misma encuesta, que tiene un margen de error de dos puntos.
Según este escenario, en el que ningún candidato obtendría más de la mitad de los votos, Rousseff y Serra acudirían a una segunda vuelta, en la que también aparecen virtualmente empatados con el 46% de las intenciones de voto para la candidata del PT y el 45% para el socialdemócrata.
La campaña comenzó oficialmente el pasado 6 de julio, fecha a partir de la cual los candidatos pueden organizar mítines, caravanas y otros actos en las calles, además de difundir su propaganda a través de internet.
Todavía está restringida la propaganda en televisión, que sólo podrá comenzar a ser emitida el próximo 17 de agosto, y tampoco han empezado las rondas de debates.
Los tres principales candidatos habían acordado realizar el primer debate el próximo lunes, que iba a ser transmitido por varios portales de noticias de internet, pero Rousseff y Serra declinaron la invitación esta semana por problemas de agenda.