Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Soria, avergonzado por la corrupción, cree que la actitud de pocos no puede ser una enmienda a la totalidad del sistema

Dice que Rajoy comparecerá "cuantas veces sea necesario" y llama al "mayor acuerdo posible" pare evitar que se repitan estas conductas
El ministro de Industria y Energía, José Manuel Soria, se ha mostrado "avergonzado" por los casos de supuesta corrupción destapados en los últimos días, si bien ha advertido de que "la actitud impresentable de algunos pocos" no puede constituir "una enmienda a la totalidad del sistema". El ministro, que ha confesado que "los que más me avergüenzan son los de mi propio partido", ha manifestado que Mariano Rajoy comparecerá "cuantas veces sea necesario" y ha llamado al "mayor acuerdo posible" pare evitar que se repitan estas conductas.
Durante la conferencia inaugural del Congreso Nacional de Directivos APD, que bajo el título "Reindustrializar para ganar" se celebra hasta este viernes en el palacio Euskalduna de Bilbao, Soria se ha mostrado convencido de que "no ha habido ningún gobierno en España durante todo el periodo democrático" que haya propuesto "tantas medidas en contra de la corrupción" como el presidido por Mariano Rajoy. En este sentido, ha citado el proyecto de Ley de Transparencia y de Buen Gobierno que se tramita en las Cortes y cuyo objetivo es "aumentar los controles" y para "endurecer las sanciones"
En su opinión, en la actual situación, debería producirse "el máximo acuerdo posible" para que no se repitan "las conductas que hemos visto que se han producido hace algún tiempo, pero que están saliendo ahora a la luz". Además, ha manifestado su convicción de que estos casos de supuesta corrupción se destapan "porque funcionan las instituciones, los fiscales hacen su trabajo y los jueces el suyo, porque los CFSE hacen el suyo", ha aclarado. A su juicio, "ese gran acuerdo" debería hacer posible "que no se vuelvan a repetir estas conductas".
Soria ha confesado que "personalmente", le produce "indignación" el "descaro y la grosería de esas actitudes". "Y no me consuela el que me digan que en todos los partidos se dan este tipo de circunstancias. A mí los que más me avergüenzan son los de mi propio partido", ha añadido.
No obstante, ha llamado a "tener en cuenta" que "eso no puede considerarse una enmienda a la totalidad" de quienes desempeñan "responsabilidades públicas", sean políticos o funcionarios.
"Al menos, en mi experiencia, después de muchos años en política, la inmensa mayor parte de todas las personas que he conocido en política, sean del color político que sean, son personas honradas y que, por tanto, no deben ser manchadas por la actitud impresentable de algunos pocos", ha señalado. El ministro insistido en que, además, quienes más le "avergüenzan" son los de su propio partido.
RAJOY
Respecto al rechazo a que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, comparezca la semana que viene en un pleno extraordinario monográfico para hablar de corrupción, Soria ha afirmado que éste "ya ha estado en más de una ocasión en las Cortes Generales" durante la presente legislatura "para expresar su más absoluto rechazo y condena a cualquier tipo de práctica de corrupción". "La última vez lo hizo hace dos días en el Senado, y lo hará cuantas veces sea necesario", ha dicho.
En su opinión, ahora "lo más importante" es "llegar a acuerdos para que este tipo de conductas no se vuelvan a repetir nunca más en España", ha insistido.
Preguntado por el hecho de que la última encuesta del CIS pudiera situar a Podemos como segunda e incluso primera fuerza política en España, y la posible influencia de los casos de supuesta corrupción en el PP y el PSOE en esa tendencia, ha defendido la labor "del Gobierno de la nación del Partido Popular" en los últimos tres años.
"Encontramos una economía en recesión, y ahora está creciendo, que gastaba 93.000 millones de euros más al año de los que podía gastar, y ahora estamos reconduciendo las Cuentas públicas. Tenía un agujero en el sector exterior y ahora tiene un saldo positivo, y encontramos una economía de la que huían los inversores nacionales y ahora vuelven a España, a Cataluña, al País Vasco, a Madrid o a Galicia", ha enumerado.
Por ello, ha considerado que "esas actuaciones aisladas" no pueden "empañar" lo que ha calificado de "mejora evidente y reconocida, sobre todo fuera de España".
"Y como quiera que eso no podemos ni debemos compartirlo, quiero decir que no podemos ocultar el impulso reformista que se ha venido dando en todos los ámbitos, en lo que toca, en la economía, pero también en relación a la transferencia y el buen gobierno". "Ese impulso continuará hasta el final de la legislatura", ha añadido.