Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Supremo declara el secreto de los documentos remitidos por el TSJM sobre las escuchas

El juez Baltasar Garzón. EFE/Archivotelecinco.es
El magistrado del Tribunal Supremo que instruye la querella contra el juez Baltasar Garzón por ordenar las escuchas entre varios de los imputados del "caso Gürtel" en prisión y sus abogados ha declarado el secreto sobre los documentos que le ha remitido el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM).
En un auto notificado hoy, el magistrado Alberto Jorge Barreiro ha acordado formar una pieza separada con la documentación que le ha enviado, a petición suya, el instructor del "caso Gürtel" en el TSJM, Antonio Pedreira, durante un plazo de 30 días ya que parte de ella se encuentra secreta en la causa que investiga el tribunal madrileño.
Así, la documentación enviada al Supremo será secreta para todas las partes personadas en el caso a excepción del Ministerio Fiscal.
Barreiro pidió a principios del pasado mes de junio al TSJM testimonio de todas las actuaciones practicadas desde el inicio de la causa hasta el auto de 20 de abril, por la que se acordó la prórroga de las intervenciones de las comunicaciones orales y escritas.
El magistrado del Supremo también solicitó a su compañero del TSJM que le informara de las fechas en las que se inició y finalizó la intervención de las comunicaciones entre el interno Pablo Crespo -considerado el número dos de la trama Gurtel- y sus abogados.
Pedreira ha enviado al Supremo dos oficios de la cárcel de Soto del Real (Madrid) -donde se produjeron las escuchas- del 28 de abril y del 3 de mayo de 2010; el auto por el que se acordó la prórroga de la intervención de las comunicaciones, una certificación de la secretaria judicial del TSJM en relación con las escuchas realizadas a Pablo Crespo, y un oficio de la UDEF del 4 de marzo de 2009..
En el auto, el magistrado del Supremo señala que al comprobarse que parte de la documentación enviada figura declarada secreta en la causa original procede, "con el fin de no perjudicar la instrucción que se tramita en ese tribunal", formar pieza separada con dicha documentación y decretar el secreto de la misma.
La querella contra Garzón por ordenar las escuchas fue presentada por el abogado Ignacio Peláez, que representa a uno de los imputados en el caso Gürtel, el empresario José Luis Ulibarri, por los delitos de prevaricación y contra las garantías de la intimidad.
Garzón declaró como imputado ante Barreiro el pasado 10 de mayo y aseguró que ordenar las escuchas era la "única vía" para evitar que los imputados ocultaran pruebas.
El pasado 24 de mayo, Peláez amplió la querella a las fiscales del caso, Concepción Sabadell y Miriam Segura.