Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Susana Díaz: "Montoro tiene una obsesión negativa con Andalucía y pretende hacer imposible el Presupuesto de la Junta"

Descarta subir o crear nuevos impuestos: "En Andalucía no va a haber subida de impuestos ni engaños fiscales como hace el Gobierno"
La presidenta de la Junta, Susana Díaz, percibe en el Gobierno de la Nación, y especialmente en el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, una "fijación" y una "obsesión negativa con Andalucía" que se traduce en la adopción de medidas que persigue "hacer imposible los Presupuestos de la Comunidad" para que "no se vean los espejos distintos que ofrecen la derecha y el Gobierno andaluz".
Así lo ha asegurado durante una entrevista con Europa Press en la que ha indicado que aunque Andalucía vaya a recibir "600 millones de euros menos" como consecuencia de la reducción de las transferencias del Estado, la negativa a ceder las tres décimas a que renuncia el Gobierno a las comunidades autónomas y la liquidación del sistema de financiación autonómica en 2012 decidida por Montoro "desde la Junta vamos a trabajar para que el Presupuesto de la Comunidad para el próximo año sea de crecimiento".
Díaz ha criticado en primer lugar que el ministro de Hacienda opte por "no tocar a las comunidades hiperfinanciadas" y argumente que "no tiene dinero para compensar a las que se encuentran por debajo de la media" --como Andalucía, Canarias o Valencia-- cuando, a su juicio, los 4.780 millones de "infrafinanciación" podrían lograrse con "los 3.000 millones de las tres décimas de déficit a las que el Gobierno ha renunciados y los 1.300 millones del adelanto del rescate financiero sin tener que hacerlo hasta 2022" junto a "otras partidas de los Presupuestos Generales del Estado (PGE)".
La presidenta andaluza se ha mostrado especialmente crítica con el hecho de que Montoro anunciase que "iba a dar a las comunidades autónomas" con la bajada de intereses del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA). "Faltaría más que no lo hiciera. Si el Estado va a pagar menos por el dinero, lo que no tiene sentido es que haga negocio a costa de las comunidades", ha subrayado antes de dejar claro que el hecho de que "Andalucía vaya a recibir 600 millones menos en 2015 significa que quiere que recortemos otra vez en sanidad, educación y dependencia".
"LAS CUENTAS DE LA LECHERA HAY QUE CONTARLAS ENTERAS"
A su juicio, el objetivo del Gobierno central no es otro que "hacer imposible el presupuesto de Andalucía", pero se ha comprometido a "trabajar para que el presupuesto sea de crecimiento y no responda al interés del Gobierno de España, y especialmente del ministro, de que no se vean los dos espejos distintos, el espejo de la derecha y el del Gobierno andaluz". "Es muy bonito eso de decir que doy aire a las comunidades autónomas, pero las cuentas de la lechera hay que contarlas enteras para que sepamos exactamente qué trampa había detrás del anuncio del Gobierno", ha insistido.
Pese a estas dificultades, Díaz ha asegurado que mantiene su "compromiso" de restablecer las pagas extraordinarias íntegras a los empleados públicos en el próximo ejercicio y que la Junta está trabajando "a marchas forzadas" en la recuperación del cien por cien de la jornada en sanidad a pesar de que "todas las decisiones que toma el Gobierno y el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) tienen una obsesión, Andalucía".
A su juicio, "si en Andalucía no se ha tocado la cartera de servicios en sanidad y educación ha sido gracias a que los funcionarios y empleados públicos lo han mantenido con su propia remuneración y eso tenemos que empezar a devolverlo y lo hubiéramos devuelto ya este año si las tres décimas de déficit a que ha renunciado el Gobierno se las hubiera reconocido a Andalucía, hubieran sido 420 millones que hubieran podido ir directamente en la paga de este verano".
"NI SUBIDA DE IMPUESTOS NI ENGAÑOS FISCALES"
Preguntada por si la alternativa a la merma de ingresos procedentes del Estado será una subida de impuestos, Díaz ha garantizado que "en Andalucía no va a haber subida de impuestos y tampoco va a hacer engaños fiscales como hace el Gobierno metiendo la mano en el bolsillo a los parados, aunque ahora está intentando dar relativa marcha atrás, y apretando aún más el cinturón a las clases medias y trabajadoras para favorecer a unas cuantas grandes fortunas que pretenden pagar menos impuestos, haciendo una rebajita fiscal que pagamos entre todos de manera directa o indirecta con recortes en servicios como educación, sanidad o dependencia".
La presidenta de la Junta mantiene la negativa a subir o crear nuevos impuestos pese a la insistencia de IULV-CA, su socio de gobierno, en nuevas figuras de imposición ecológica o a las grandes superficies. "Esa es una posición que quedó clara hace ya mucho tiempo porque entiendo que el crecimiento económico de Andalucía, que sigo queriendo que sea por encima de la media, se vería lastrado y no creo que sea el camino correcto". "Evidentemente no vamos a estar de acuerdo en todo, somos dos fuerzas políticas distintas, con dos programas distintos y lo que une es un acuerdo por Andalucía y fuera de ese acuerdo es evidente que tenemos diferencias", ha recalcado.
Sobre la negativa del Gobierno a abordar la reforma del sistema de financiación autonómica, Díaz ha recordado que se trata de un "compromiso" asumido por Rajoy en la última Conferencia de Presidentes, en octubre de 2012 y ha lamentado que desde aquella cita el jefe del Ejecutivo central "haya tenido tiempo para verse seis veces con los presidentes autonómicos del PP y no para ver al resto", con lo que, en su opinión, "ha actuado como presidente de los populares pero no de todos los españoles".
Tras señalar que "si con lo que está sucediendo en España no tiene sentido que el presidente del Gobierno se reúna con todos los presidentes autonómicos entonces carece de sentido cualquier Conferencia de Presidentes", la presidenta de la Junta ha abierto la puerta la posibilidad a mantener encuentros bilaterales, pero ha defendido que "cuando hay decisiones que nos afectan a todos como la financiación hace falta que nos sentemos todos y el espacio es la Conferencia de Presidentes". "También le pedí a Rajoy hace meses una reunión bilateral que sigue sin respuesta, intuyo que no habrá tenido tiempo", ha concluido.