Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Toxicología descarta en otra autopsia a un cadáver de la tragedia de Ceuta que sus lesiones fuesen por pelotas de goma

El segundo informe forense solicitado por el Juzgado de Instrucción número 6 de Ceuta al Instituto Nacional de Toxicología sobre las lesiones que presentaba en la cabeza uno de los cinco cadáveres que fueron recuperados en la ciudad autónoma tras el intento de entrada grupal que cientos de migrantes protagonizaron el 6 de febrero, que terminó con 15 víctimas mortales, ha concluido que el subsahariano falleció ahogado y que sus golpes no parece que fuesen causados por las pelotas de goma disparadas por la Guardia Civil sino por piedras u otro elemento.
Según han informado fuentes judiciales a Europa Press, el cadáver en cuestión tenía dos golpes en la cabeza, uno en el lado derecho y otro en el izquierdo, que aparentemente "no comportaron riesgo para la vida", que expiró de forma "accidental" y aparentemente no violenta .
El dictamen evacuado indica literalmente que "no puede confirmarse si aconteció o no un cuadro de aturdimiento" que impidiese al subsahariano "mantenerse a flote" pero refiere que el proceso de fallecimiento fue debido a "anoxia anóxica" [falta de oxígeno] y la causa de la muerte se atribuye a "asfixia por sumersión".
Más al detalle, localizado en la cara derecha del cráneo presenta una superficie "irregular" y una morfología "cuadrangular" con una distribución "no uniforme del infiltrado sanguíneo principal". Sobre el hallado en la parte izquierda apunta idénticas características con "morfología cartográfica" y "puntos sangrantes".
El Juzgado que instruye la causa sigue esperando la respuesta de Marruecos a la Comisión Rogatoria incoada para acceder a las autopsias realizadas a los diez cuerpos sin vida que fueron recuperados en el agua o en tierra por las autoridades del Reino alauita y para saber si existe o no algún tipo de investigación judicial abierta sobre los sucesos acontecidos la mañana del 6 de febrero en las inmediaciones del espigón marítimo fronterizo del Tarajal.
Fuentes judiciales han explicado que, una vez recopilada toda la información reclamada al Ministerio del Interior (desde las imágenes grabadas por las cámaras de seguridad durante más de cuatro horas hasta las grabaciones de las comunicaciones internas de la Guardia Civil de los "momentos clave" de la tragedia), la magistrada instructora ha rechazado en primera instancia citar a declarar a la médico que supuestamente atendió a algunos de los inmigrantes que participaron en el intento de entrada en Ceuta y a los responsables de la investigación realizada posteriormente con cerca de una treintena de supervivientes por la ONG 'Caminando Fronteras'.
Estas diligencias de prueba habían sido solicitadas por las organizaciones no gubernamentales que se han personado para ejercer la acusación particular en el proceso.