Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Tribunal Supremo revisa este jueves la condena al exdiputado José Luis Del Ojo (PP) por prevaricación

La Sala primera del Tribunal Supremo (TS) revisará este jueves, 27 de octubre, la sentencia con la que la Audiencia Provincial de Granada condenó al exdiputado del PP José Luis del Ojo a una pena de siete años de inhabilitación por un delito de prevaricación, cometido cuando era concejal de Urbanismo en el Ayuntamiento de Ogíjares (Granada), en la adjudicación de varias obras municipales y en la que prescindió "total y absolutamente de todo procedimiento administrativo".
La Sala primera del alto tribunal, integrada por Julián Sánchez Melgar, Luciano Varela, Perfecto Andrés Ibáñez, Miguel Colmero y Alberto Jorge Barrerio, celebrará a partir de las 10,30 horas una vista pública para la revisión de la sentencia. El magistrado Varela será el ponente en este asunto.
En la sentencia de la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Granada se considera probado que Del Ojo, que desempeñó el cargo de concejal de Urbanismo desde 2003 hasta octubre de 2006, aprovechó la ausencia del entonces alcalde de la localidad, Francisco Plata, para, en calidad de alcalde en funciones, contratar "verbalmente" con la empresa 'Promociones y Construcciones García Mejías' varias obras en el edificio del Ayuntamiento, una plaza y calles adyacentes en el verano de 2005.
El tribunal entendió que actuó "con ausencia total de procedimiento en cuanto a la ejecución" de los trabajos, sin informe "alguno" de la Secretaría del Ayuntamiento, del Servicio de Contratación o de Intervención y además sin consignación presupuestaria en el momento de realizarse, "eludiendo de tal forma los requisitos de publicidad e imparcialidad en la contratación".
Además, con la "finalidad" de que las referidas obras tuvieran la consideración de menores, por ser su cuantía inferior a 30.000 euros, "logró los informes necesarios" de técnicos del Ayuntamiento para avalar su "fraccionamiento", "cuando en realidad era una sola la obra en las calles y otra la del Ayuntamiento".
"PERFECTO CONOCEDOR" DE LA ILEGALIDAD
En definitiva, la Audiencia consideró que "prescindió total y absolutamente de todo procedimiento administrativo en la adjudicación" y, además, que era "perfecto conocedor" de la ilegalidad que estaba cometiendo. La Audiencia estimó que Del Ojo tomó "parte directa y voluntaria" en el delito de prevaricación y por ello le condenó a inhabilitación para desempeñar el cargo de concejal o alcalde y el pago de la mitad de los gastos del juicio.
En aquel mismo caso, la Audiencia no vio, sin embargo, relevancia penal en el procedimiento de adjudicación de la construcción de la Casa de la Cultura de la localidad granadina a la empresa UCOP, y lo absolvió del delito relacionado con este asunto.
Para esa contratación el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) de fecha 27 de abril publicó el edicto aprobando las cláusulas administrativas para su adjudicación por procedimiento abierto del proyecto y ejecución, proceso al que sólo concurrió la empresa Asfaltos y Construcciones UCOP.
"NO SE BUSCA LA VERDAD"
Tras conocerse la sentencia, en diciembre de 2010, y anunciar su recurso, Del Ojo explicó a Europa Press que se sentía "tranquilo" con vistas a un proceso que preveía "largo y tedioso". El exparlamentario atribuyó entonces su condena al "ruido mediático" generado en torno a su persona. "Los jueces también leen los periódicos", señaló.
Durante la celebración del juicio también aseguró que lamentaba "profundamente que por una causa política y por venganzas personales ustedes --los magistrados-- y el Estado español estén perdiendo tiempo y dinero". "No se busca la verdad, sino mi inhabilitación como político", apuntó entonces.