Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE pide a autoridades iraníes que investiguen las supuestas irregularidades

El ministro de Exteriores francés, Bernard Kouchner, habla con la prensa durante la reunión de ministros de Exteriores de la Unión Europea en Luxemburgo, el 15 de junio de 2009. EFEtelecinco.es
La Unión Europea (UE) ha pedido hoy a las autoridades iraníes que investiguen las alegaciones de fraude en las elecciones presidenciales celebradas recientemente y respondan a las preocupaciones de la comunidad internacional.
En una declaración adoptada por los ministros de Exteriores, la Unión ha expresado igualmente su "honda preocupación" por la violencia registrada en las calles y "el uso de la fuerza contra manifestantes pacíficos".
Los Veintisiete, reunidos en Luxemburgo para preparar la próxima cumbre de líderes europeos, han "tomado nota" tanto del resultado anunciado por la Comisión Electoral iraní, que da la victoria al actual presidente, Mahmud Ahmadineyad, como de las denuncias de fraude expresadas por los candidatos reformistas.
Tras expresar la preocupación por la violencia y el uso de la fuerza, la declaración europea afirma que es "esencial" que las aspiraciones del pueblo iraní "se alcancen por medios pacíficos" y que "se respete la libertad de expresión".
Los Veintisiete recuerdan también que continua siendo una prioridad para la UE que Irán responda a las preocupaciones de la comunidad internacional, especialmente en lo que respecta a su programa nuclear.
El Consejo de la Unión "desea implicarse con la República Islámica de Irán sobre la base del respeto mutuo, pero insta a este país a reconocer sus responsabilidades y obligaciones, y a actuar rápidamente", concluye el texto.
En declaraciones a los medios, el ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, ha instado a las autoridades de Irán a "responder de forma positiva" a la oferta de diálogo lanzada por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama,
Irán, según el jefe de la diplomacia española, "tiene una muy importante responsabilidad para la paz y la seguridad en la región, y las autoridades iraníes tendrán que responder de forma positiva a ese llamamiento de paz que hizo la administración Obama".
El ministro ha asegurado igualmente que la Unión no se ha planteado enviar observadores porque "corresponde a las autoridades iraníes clarificar cómo se han producido las elecciones".
Previamente, en declaraciones a los medios antes de la reunión, la comisaria europea de Relaciones Exteriores, Benita Ferrero-Waldner, había expresado también su preocupación por la violencia desatada en Irán tras las presidenciales.
El jefe de la diplomacia europea, Javier Solana, mostró igualmente su "preocupación" por la inestabilidad en el país.
"Hemos seguido con gran atención las elecciones y hemos visto los últimos acontecimientos con preocupación. Espero y deseo que al final la voluntad de los ciudadanos sea escuchada", ha declarado el Alto representante europeo.