Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UPN-PP se afianza como primera fuerza en Navarra, aunque el reparto de escaños es el mismo que en diciembre

Unidos Podemos se mantiene segundo y Geroa Bai se queda en la mitad de apoyos que hace seis meses
Las elecciones generales de este domingo en Navarra han deparado el mismo reparto de escaños que los comicios del 20 de diciembre, si bien UPN-PP ha afianzado con más votos su condición de primera fuerza en la Comunidad foral, mientras Unidos Podemos ha conservado el segundo puesto y sus dos escaños.
Las urnas han vuelto a suponer un castigo para EH Bildu y Geroa Bai, que se vuelven a quedar fuera del Congreso con menos apoyo que hace seis meses. De hecho, Geroa Bai es la fuerza que más retroceso sufre estas elecciones, pasando de un 8,67 por ciento de votos a un 4,28%, siendo sobrepasada por Ciudadanos, que ha sido la quinta fuerza más votada, tras EH Bildu.
De esta forma, Navarra envía al Congreso a dos diputados de UPN-PP (Íñigo Alli y Carlos Salvador), a otros dos de Unidos-Podemos (Ione Belarra y Eduardo Santos) y a uno del PSN (Jesús Mari Fernández), tal y como ya ocurriera en diciembre.
No obstante, la candidatura de UPN-PP ha crecido tres puntos en porcentaje de voto, pasando del 28,94 por ciento de diciembre al 31,88 por ciento de este domingo, y ha sumado 4.000 papeletas más, las mismas que ha retrocedido Ciudadanos, que se queda con un 6,10 por ciento de los votos.
La coalición de Unidos Podemos no ha logrado desbancar a los regionalistas y 'populares' del primer puesto y se ha quedado con un 28,33 por ciento, si bien ha aumentado los apoyos que Podemos e Izquierda-Ezkerra sumaron por separado en diciembre, cuando alcanzaron un 27 por ciento.
El PSN, por su parte, ha conservado su escaño incrementando incluso el apoyo que obtuvo hace seis meses, pasando de un 15,52 por ciento al 17,36 por ciento.
TRES SENADORES PARA UPN-PP, UNO PARA UNIDOS PODEMOS
Los resultados al Senado también consolidan como primera fuerza a UPN-PP, que conserva los tres senadores que ya logró en diciembre (José Cruz Pérez Lapazarán, Pachi Yanguas y Cristina Sanz), mientras que el número uno de Unidos Podemos, Iñaki Bernal, se queda con el cuarto escaño en disputa.
El resto de candidaturas navarras quedan fuera del Congreso de los Diputados y del Senado. De hecho, los comicios han agudizado la pérdida de votos que ya sufrió en diciembre Geroa Bai, el partido de la presidenta de Navarra, Uxue Barkos. La coalición se ha quedado en la mitad de apoyos, pasando del 8,67 por ciento que logró hace seis meses en el Congreso al 4,28 por ciento de este domingo.
Por su parte, EH Bildu ha pasado de un 9,89 por ciento de votos a un 9,38 por ciento. Desde ambas fuerzas se achaca este retroceso a que los ciudadanos han votado en clave estatal y han optado por votar a fuerzas nacionales.
LECTURA EN CLAVE FORAL
Sin embargo, con estos resultados, UPN-PP gana unos comicios que le sirven en clave foral para continuar con su política de oposición al Gobierno de Navarra sostenido por Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra.
De hecho, en la noche electoral, el presidente de UPN, Javier Esparza, ha afirmado que "los ciudadanos están colocando al partido de la presidenta donde se merece, y los partidos que apoyan a ese Gobierno han obtenido menos respaldo que en diciembre por su manera de gobernar, por las decisiones que están domando un día sí y otro también en Navarra".
El líder regionalista ha añadido que UPN está trabajando "bien" y que el resultado electoral les da "fuerzas para seguir trabajando en un proyecto ilusionante para la mayoría de los navarros".
El PSN también se ha sumado a hacer una lectura de estos resultados en clave navarra. Así, la secretaria general de los socialistas navarros, María Chivite, ha subrayado que Geroa Bai "dijo que iba a hacer una reflexión el 20 de diciembre, pero a la vista está que no lo ha hecho" y ha considerado que "el cambio que proponían para Navarra no ha sido el cambio que los ciudadanos querían". Por lo tanto, ha emplazado a la presidenta del Gobierno de Navarra y líder de Geroa Bai, Uxue Barkos, a que "reflexione" porque "el cambio que querían los navarros y navarras era un cambio social".
El cabeza de lista de Geroa Bai, Daniel Innerarity, ha reconocido que su resultado es "malo", pero ha descartado vincularlo a la política navarra. "Aquí iba de otra cosa. Realmente de lo que iba era de que había que cambiar un Gobierno en Madrid y hacer unas políticas en Madrid", ha indicado.
Según ha añadido, "toda la campaña electoral se ha planteado en la televisión con un protagonismo de los cuatro magníficos y nosotros en ese contexto no teníamos apenas visibilidad, nos ha costado muchísimo hacernos oír".
Por su parte, la candidata de Unidos Podemos, Ione Belarra, ha indicado que su formación "va a ser leal con el Gobierno del cambio, esto no cambia el escenario en lo que corresponde a Navarra".