Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UPN cree que el Rey afronta con "responsabilidad" su papel para la investidura y "consciente" del momento político

Defiende la necesidad de un Gobierno estable "cuanto antes" que respete la unidad de España, la Constitución y el Estado de Derecho
El presidente de Unión del Pueblo Navarro (UPN), Javier Esparza, cree que el Rey afronta con "responsabilidad" su tarea para proponer un candidato a la investidura para la Presidencia del Gobierno y "muy consciente" del momento político que vive España.
Así lo ha trasladado Esparza a los medios de comunicación en el Congreso después de mantener un encuentro de casi una hora de duración con Felipe VI en el Palacio de la Zarzuela dentro de la ronda de contactos que el jefe del Estado está teniendo con todos los líderes con representación parlamentaria para proponer un candidato a la Presidencia del Gobierno.
"He percibido mucha responsabilidad, el Rey es muy consciente del momento que estamos viviendo --ha insistido el líder de UPN--. Su obligación constitucional es realizar esta ronda de consultas, escuchar a los representantes de los partidos e intentar impulsar una investidura, la que entienda que puede ser más viable".
En este marco, Esparza no ha querido dar más detalles sobre las impresiones que le ha trasladado Felipe VI ni la posibilidad de que el candidato del PP, Mariano Rajoy, no consiga ser investido como jefe del Ejecutivo.
Según ha subrayado, las posibilidades de que la candidatura de Rajoy salga adelante dependerá de la "voluntad política" del resto de partidos. "Se está hablando, se está negociando y es una cuestión que depende de otros", ha apuntado.
En todo caso, ha recordado que el pacto electoral que UPN suscribió con el PP para las elecciones generales del pasado 20 de diciembre incluía el apoyo de los diputados navarros al candidato 'popular' en la sesión de investidura, aunque formarán parte del Grupo Mixto durante toda la legislatura.
Esparza cree que España necesita un Gobierno "cuanto antes" que cuente "con el mayor apoyo parlamentario posible", tenga "estabilidad" y esté sustentado sobre un partido que respete la unidad de España, la Constitución y el Estado de Derecho.
A su juicio, es momento de poner los intereses del país "en primer lugar" y dejar a un lado los "intereses partidistas" de cada formación. "España necesita estabilidad, fortaleza y sentido común para hacer frente a la situación económica, los problemas sociales y el desafío independentista", ha enfatizado insistiendo en que para ello es necesario "unir esfuerzos" y dar una respuesta "firme" a los separatistas.
PACTO POR EL DERECHO A CONVIVIR
El presidente de UPN cree que es necesario un gran pacto "por el derecho a convivir". "Se habla mucho del derecho a la autodeterminación, de fractura y de dividir, pero los españoles tenemos derecho a convivir sin imposiciones, sectarismo y radicalismo", ha reivindicado.
En este sentido, sobre la posibilidad de un Gobierno apoyado por "independentistas, radicales y anarquistas", ha reconocido que en UPN se llevan "las manos a la cabeza", dado que viven en primera persona lo que sucede en Navarra, donde desde el pasado mes de mayo gobierna Geroa Bai en acuerdo con EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra.
"En Navarra se ha trasladado la idea del cambio, pero nos hemos encontrado sectarismo, desigualdad, menos libertad, subidas de impuestos, paralización de las infraestructuras y menos oportunidades para los navarros", ha avisado dejando claro que lo que quieren para Navarra tampoco lo quieren para España. "España necesita un planteamiento claro desde el punto de vista de la unidad, la lealtad institucional, el derecho a convivir y a compartir un proyecto común", ha insistido.
"ENMENDAR" PUNTOS DE LA CONSTITUCIÓN
Además, ha revelado que ha hablado con el Rey sobre la posibilidad de una reforma de la Constitución, pero sin entrar en detalles concretos. A su juicio, se puede abordar esta reforma en aquellos aspectos donde haya consenso "y dejando claro que el Estado de Derecho es el Estado de Derecho y nadie puede estar por encima de la ley".
Esparza cree que se pueden "enmendar" algunas cosas de la Carta Magna, pero siempre reconociendo el papel que ha tenido para el país, que "no se parece en nada" al de hace 30 años. "Hay cuestiones que no se tienen que tocar, pero otras se pueden hablar si hay consenso", ha aceptado.
En cuanto a los recursos interpuestos por el Gobierno durante la pasada legislatura a leyes del Parlamento de Navarra, Esparza lo ha achacado a la decisión de los grupos navarros de aprobar leyes "inconstitucionales" pese a los informes en contra de los servicios jurídicos, que "ya sabían que iba a ser recurridas".