Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UPyD pregunta al Gobierno si piensa ampliar el número de inspectores para frenar la economía sumergida

El portavoz económico de UPyD en el Congreso, Álvaro Anchuelo, ha registrado una serie de preguntas al Gobierno para saber si, al hilo del informe de los Técnicos de Hacienda (Gestha) que cifra la economía sumergida en el 25% del PIB, piensa incrementar la plantilla de los inspectores, tanto de Trabajo como de Hacienda.
En su escrito, recogido por Europa Press, Anchuelo subraya que el estudio de la asociación de Técnicos de Hacienda señala que "una de las causas de estas elevadas cifras de economía sumergida es una permisividad permanente con el fraude y la falta de conciencia fiscal de los ciudadanos, así como el descrédito y el despilfarro que perciben por parte de sus representantes políticos e instituciones".
En ese sentido, el diputado de UPyD pregunta al Gobierno si cree que la 'amnistía fiscal' llevada a cabo por Hacienda en 2012 ha contribuido a mejorar la situación y pide saber qué medidas piensa llevar a cabo el departamento de Cristóbal Montoro para mejorar esa conciencia fiscal de los ciudadanos.
Gestha también señala que la Administración "no posee ni los medios, ni la voluntad política necesarias para mejorar esta situación y que las medidas que se han aplicado hasta el momento se muestran insuficientes para erradicar la economía sumergida".
¿CUÁNTAS ACTUACIONES EN 2013?
Por ello, Anchuelo quiere conocer cuántas actuaciones realizó la Inspección de Trabajo y Seguridad Social en el año 2013 en la lucha contra la economía sumergida y si el Gobierno piensa aumentar la plantilla de ese departamento, así como la de Técnicos e Inspectores de Hacienda.
La formación magenta subraya que la economía sumergida en España ha alcanzado un nivel muy alto en comparación con el resto de países de la UE tras aumentar "todavía más" en los últimos años. "Cada año se dejan de recaudar unos 7 puntos del PIB (70.000 millones de euros) por esta lacra, lo que dificulta el equilibrio de las cuentas públicas y daña gravemente la equidad fiscal", añade Anchuelo.