Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UPyD se querella mañana en el TS contra Mas y De Gispert por prevaricación y desobediencia

La portavoz de UPyD, Rosa Díez, ha anunciado este martes que su partido se querellará mañana contra el presidente de la Generalitat, Artur Mas, y contra la presidenta del Parlamento catalán, Nuria de Gispert, por prevaricación y desobediencia.
En una entrevista en 'Los Desayunos de TVE' recogida por Europa Press, ha justificado la querella en la decisión de los responsables catalanes de nombrar --primero en el Parlamento y luego con un decreto firmado por Mas-- a la comisión de control, equivalente a la Junta Electoral, para la consulta soberanista del 9N, a pesar de que tanto la convocatoria como la ley en la que se basa están suspendidas por el Constitucional.
Según Díez, con esta querella UPyD no pretende "perseguir a Mas por incumplir la ley, que ya sería una obligación", sino "defender a los ciudadanos", porque considera que la ley está para protegerlos y darles seguridad, y los partidos políticos deben ser instrumentos "de interés público".
Así, ha evitado criticar al Gobierno por no haber actuado de manera idéntica: "El Gobierno está haciendo su trabajo y a lo mejor si yo estuviera en el Gobierno haría otras cosas o no haría estas".
A su juicio, aunque está claro que no habrá consulta independentista el 9 de noviembre, "muchas cosas importantes de quiebra de la convivencia ya se han producido" y a ello se suma que habrá una "frustración generalizada" de los ciudadanos "a los que están engañando y diciendo que esa consulta se va a celebrar".
Por eso, ha pedido a todo el mundo "trabajar con inteligencia y altura de miras" para cerrar las brechas, pero muy especialmente a los responsables catalanes que "han provocado la frustración, ir contra la democracia y proclamar extranjeros a sus ciudadanos".