Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UPyD critica la "miseria moral" de la izquierda abertzale por un cartel que aplaudía el suicidio de un guardia civil

La pancarta estaba en las fiestas de Vitoria y fue retirada por los responsables de la 'txosna' en la se instaló
El parlamentario vasco de UPyD, Gorka Maneiro, ha denunciado la "miseria moral" de la izquierda abertzale tras la aparición, en las fiestas de Vitoria, de una pancarta que se felicitaba por el suicidio de un guardia civil. El cartel, que según ha confirmado la Ertzaintza a Europa Press fue retirado este pasado miércoles por los responsables de la 'txosna' en la que se había instalado, contenía el siguiente mensaje: 'Un guardia civil, si se suicida no se redime... Pero algo es algo'.
Maneiro, a través de un comunicado, ha recordado este jueves que "precisamente hace apenas dos semanas", una agente de la Guardia Civil se quitó la vida en la capital alavesa.
La pancarta, tal y como indica Maneiro, se había colocado en el recinto de las 'txosnas' de Vitoria, unas casetas de diferentes colectivos que suelen instalarse en las fiestas de los municipios vascos.
El parlamentario de UPyD ha explicado que el plástico del cartel estaba sujeto entre dos mástiles, y situado detrás de la Facultad de Farmacia de la Universidad del País Vasco.
"MISERIA MORAL"
A su juicio, la instalación de este cartel "es una muestra más de la miseria moral de la que hace gala esa parte de la sociedad representada en las instituciones democráticas por las distintas marcas de eso que se llama la 'izquierda abertzale'".
Por ese motivo, ha reclamado a la Ertzaintza que "proceda a detener a los responsables de este nuevo insulto a la sociedad y a quienes realizan una indispensable labor para el conjunto de la sociedad".
Maneiro ha lamentado que mientras "unos, el Gobierno vasco, piden que la Guardia Civil paralice los controles que habitualmente hace; otros, los servicios auxiliares de ETA, la insultan, haciendo gala de una falta de humanidad enfermiza".