Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Urkullu ve "muy fácil el discurso populista" de PSE y dice que no tiene "vértigo" a gobernar pese a los "momentos duros"

El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, asegura que, en este momento, "es muy fácil para el PSE hacer un discurso populista" y afirma que, personalmente, la posibilidad de gobernar no le provoca "vértigo", aunque cree que "vamos a vivir momentos muy duros". Además, plantea oponerse a la aplicación a de los decretos del Gobierno central "legal y democráticamente" y, si no son atendidos los recursos en los tribunales, "reflexionar sobre el pase foral".
En una entrevista concedida al diario El Correo, recogida por Europa Press, rechaza las críticas que su partido ha recibido por parte del Gobierno vasco y cuestiona si le acusa de que "vamos a aplicar recortes" porque "sabe cuál es el estado real de las cuentas y lo que le espera al próximo" lehendakari.
En esta línea, considera que "es muy fácil para el PSE hacer un discurso populista, desde la premisa de que no va a tener responsabilidades de gobierno". Por su parte, el PNV, asegura, "si tenemos la responsabilidad de gobernar, lo primero que haremos es decir: 'vascos y vascas, el estado real de las cuentas es éste'" y mantendrá como "intocables" la sanidad, la educación, la formación y los servicios sociales públicos.
Urkullu defiende la necesidad de implementar una política que combine "la generación de economía", con ayudas a las empresas, y un sistema de tributación "adecuado al momento" que garantice la sostenibilidad de las políticas públicas. En cualquier caso, precisa que lo que plantea es el análisis "en profundidad" que, a su entender, debe hacerse sobre la fiscalidad porque "no se trata de hablar de manera demagógica de subir los impuestos".
El candidato jeltzale a lehendakari afirma que la posibilidad de gobernar no le produce "vértigo", aunque es consciente de que "vamos a vivir momentos muy duros". "Al mismo tiempo es ilusionante. Quizás sea el momento de poner en práctica consensos amplios, de regenerar la actividad política desde el Gobierno vasco, de ganar en transparencia, y salir juntos y fortalecidos de la crisis", añade.
Tras criticar a Patxi López que se presente como "adalid del autogobierno" frente a los recortes planteados por el Gobierno de Mariano Rajoy y lo coja "como bandera para hacer oposición", explica que el PNV haría "todo lo legal y democráticamente posible" para no aplicar los decretos del Ejecutivo central en Euskadi, con recursos en los tribunales.
A su entender, en caso de que éstos no prosperaran, debería hacerse una reflexión sobre la figura del 'pase foral' y estudiar "la posibilidad de incorporarlo al ordenamiento jurídico o valorar si tenemos que ir por la vía de los hechos".
AGONIZAR EN CAMPAÑA
En relación a las elecciones autonómicas, Urkullu apela a la responsabilidad del lehendakari porque "no podemos estar en una campaña permanente y agonizar en ella".
Además, critica las "contradicciones" del PP vasco, que "necesita una desbukerización de sus ideas". El dirigente jeltzale, que dice no haber recibido la propuesta del PP de pacto entre estas dos formaciones y el PSE, advierte de que "el que a la izquierda abertzale le falte todavía cultura democrática lo tendrán que valorar los ciudadanos con su voto".
Finalmente, acusa a la izquierda abertzale de "falta de valentía" para "dar pasos a futuro" y apunta que "todavía no ha tomado el liderazgo de la gestión de la política penitenciaria, que sigue siendo un ámbito acotado a las directrices de ETA".