Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los afectados del ERE de la base de Morón piden ampliar el periodo de consultas del despido colectivo

Los trabajadores afectados por el nuevo expediente de regulación de empleo (ERE) que promueve Vinnell-Brown & Root Spain' (VBR), la sociedad que gestiona los servicios civiles de la base aérea de Morón de la Frontera (Sevilla) para las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos en Europa, solicitarán en la siguiente reunión del periodo de consultas que el mismo sea ampliado hasta el 8 de septiembre, según ha informado a Europa Press el presidente del comité de empresa de VBR, José Armando Rodríguez (UGT).
La petición se hará efectiva después de que la directiva de la empresa, en el marco de este periodo de consultas, no haya aceptado los términos del plan "industrial y social" propuesto por el comité de empresa como alternativa a este nuevo ERE, el tercero desde 2010, destinado a extinguir 55 puestos de trabajo con indemnizaciones de 20 días de sueldo por cada año de servicio.
Los trabajadores, en concreto, proponían ajustar los costes de los servicios civiles de la base sin necesidad de despidos, proponiendo mayores indemnizaciones y la voluntariedad de acogerse al ERE para evitar en la medida de lo posible los despidos traumáticos.
Además, y según Rodríguez, los encierros continuarán la semana que viene en el Ayuntamiento de Arahal, cuyo alcalde, Miguel Ángel Márquez (IU-CA), "se ha mostrado muy solidario y facilitará nuestra estancia todo lo posible". Asimismo, José Armando Rodríguez ha asegurado que los afectados por los despidos se encuentran manteniendo gestiones con el alcalde de El Coronil, Jerónimo Guerrero (PSOE), para realizar otro encierro en forma de protesta.
SIGUEN LAS MOVILIZACIONES
Sigue vigente además, "en principio", un calendario paralelo de movilizaciones que a partir del próximo lunes incluye en Sevilla capital protestas ante la Subdelegación del Gobierno, la sede del PP andaluz, la agencia consular de Estados Unidos y la sede del Gobierno andaluz, mientras en Madrid hay programas protestas ante la embajada estadounidense y el Ministerio de Defensa se mantiene. "Los afectados por este expediente de regulación de empleo quieren seguir adelante con estas movilizaciones", ha señalado el presidente del comité de empresa.
José Armando Rodríguez, además, ha hecho memoria de los golpes sufridos por la plantilla española de la base. Porque después de un primer ERE zanjado mediante acuerdo allá por finales de 2010, cuando fueron extinguidos 119 puestos de empleo, la empresa consumó en septiembre de 2013 un nuevo despido colectivo sobre 66 trabajadores, aquella vez sin acuerdo, y actualmente promueve un nuevo expediente de regulación de empleo para desprenderse de 55 empleados. Todo ello cuando Estados Unidos ha ido ampliando su presencia militar en Morón hasta sumar 850 infantes de marina y 17 aeronaves en estas instalaciones.
"Todos sabemos que Andalucía es una de las regiones donde más se ceba el paro y se da la circunstancia de que ambas bases de utilización conjunta, las de Rota y Morón, se encuentran en nuestra tierra. Es lamentable tener que decirlo, pero EEUU se aprovecha de la miseria social de Andalucía, de una reforma en materia laboral depredadora y de una respuesta política débil tanto de la Junta de Andalucía, como del Gobierno central, para chantajear con la pérdida de más puestos de trabajo".
LA ESTRATEGIA DE ESTADOS UNIDOS
"La estrategia de EEUU es muy clara: primero consiguen que una comarca entera dependa económicamente de ellos, luego imponen sus condiciones en todos los ámbitos y crean la cultura de que son imprescindibles. Al no existir alternativas porque ellos son los únicos que pueden dar empleo, tampoco hay protestas en contra de las bases. Todo esto no es más que un ejemplo más del microimperialismo militar y económico de EEUU", expone el presidente del comité de empresa, quien no logra imaginar "qué ocurriría si esta situación se estuviese dando en Euskadi o Cataluña, porque para empezar, me cuesta imaginar bases americanos en dichas regiones".
Ante este escenario, avisa de que "según los propios alcaldes de la zona, la base restringe el crecimiento y la diversificación económica y se está llegando a un punto en el que hasta los propios trabajadores españoles cuestionan la 'rentabilidad' de cesión de soberanía de España a Estados Unidos".
"Si los americanos vienen aquí para usar nuestras bases y no sólo no mantienen el empleo existente, sino que lo destruyen masivamente, no tiene sentido la cesión de soberanía. La solución a todos nuestros problemas pasa, ineludiblemente, por la vía política", advierte Rodríguez, según el cual "si los 'primeros espadas', los políticos que de verdad que tienen que dar un golpe en la mesa para que EEUU se avenga a razones y respete a los trabajadores, se esconden detrás sus subalternos, pues no nos va a quedar otra que hacernos notar".