Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El avión con los 52 agentes que protegerán a los atuneros en Somalia se dirige a Seychelles

Antes de dirigirse hacia a efectuar su misión estos agentes se han sometido a un duro entrenamiento durante los últimos tres días en la Escuela de Infantería Marina ubicada en Cartagena.

Les han enseñado procedimientos de ataque y abordaje empleados por los piratas, así como técnicas de detención y custodia de prisioneros.

También se han familiarizado con el uso de ametralladoras medias, pesadas y fusiles de asalto.

Son las armas que portarán en los atuneros que custodien. En cada barco irán cuatro vigilantes. Cobrarán cerca de 4000 euros al mes.
La opinión de los familiares

Tras observar cómo despegaba el avión, el padre de uno de estos efectivos ha explicado que su hijo, de 31 años, vive en Elche con su mujer y una niña de 13 meses y que se presentó voluntario para esta misión por "vocación" y por el sueldo.

Ha relatado que el joven perteneció durante tres años al Grupo de Operaciones Especiales (GOE), en el cuartel alicantino de Rabasa, y que ahora es "mileurista" trabajando como guarda jurado en la ciudad de Alicante.

"Les pagan poco como vigilantes", ha señalado este hombre, quien cree que su hijo ganará en los próximos cuatro meses el salario equivalente a más de un año de trabajo ordinario, alrededor de unos 5.000 euros mensuales.

Ha asegurado que su hijo está "preparado" para proteger al atunero español que le toque proteger y ha añadido que se ha ido "tranquilo, sin nervios y sin miedo".

Lo único que inquieta al joven es que "volverá con su hija muy crecida, con 17 meses" y que nunca ha estado tanto tiempo seguido en un barco en alta mar. RSO