Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El alcalde de Vitoria dice tener "miedo" de que el PSE deje las arcas del Gobierno vasco "en números rojos"

Dice que no le gustan los recortes pero afirma que es "imposible crear empleo y riqueza" sin "depurar antes el problema de la deuda"
El alcalde de Vitoria, Javier Maroto, del PP, reconoce que, como vasco, tiene "miedo" de que el PSE-EE deje las arcas públicas del Gobierno vasco "igual de endeudadas y en número rojos" que el Ayuntamiento vitoriano, como a su juicio ocurrió con el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero.
En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Maroto ha insistido en que le da "miedo" que los socialistas, "en estos cuatro años en el Gobierno vasco, hayan dejado las arcas públicas igual de endeudadas que me encontré las arcas del Ayuntamiento de Vitoria cuando el PP volvió a la alcaldía, después de cuatro años del PSE", ya que el PP dejó "una ciudad que era la más saneada" y se encontró "una ciudad que era la más endeudada".
Maroto ha dicho que, como vasco, le da "miedo la gestión se ha hecho desde el PSE" y ha asegurado que siente, en algunos momentos, que, tras el paso del PSE-EE por el Gobierno vasco, "vamos a encontrarnos una gestión económica muy mal realizada y eso, en este momento, es muy difícil de explicar a todos los ciudadanos".
"Si el lehendakari López y los socialistas en el Gobierno vasco han gestionado las cuentas publicas de Euskadi como lo hizo el PSE en Vitoria, la realidad es que Vitoria ha pasado de ser en cuatro años con el PSE de la ciudad menos endeudada a las más endeudada", ha insistido.
Según ha advertido, "si ese modelo de gestión de los socialistas se ha repetido en el Gobierno vasco", Euskadi está en "una situación difícil y no nos lo están contando".
Maroto ha afirmado que "si la gestión económica que está haciendo el PSE en el Gobierno vasco es lo mismo que hemos conocido con Zapatero en España y en Vitoria con los socialistas, es una herencia mala y después hay que tomar decisiones difíciles para reconducirla".
RECORTES
Tras asegurar que a él no le gustan los recortes, ha reconocido que los ajustes son "medidas necesarias, que hay que adoptar, porque lo que sucede cuando nadie toma medidas, cuando se niega la crisis, cuando se dice aquí no pasa nada, cuando se hace un plan Zapatero que consiste en gastarse lo que no se tiene en renovar todas las aceras de todas las ciudades, eso nos lleva a lo que estamos ahora teniendo".
"A mi no me gustan los recortes, ni a mi ni a nadie, ni al que los hace, pero lo que menos gusta a los ciudadanos es que, precisamente, por no tomar decisiones durante demasiados años haya que hacer ahora todos los ajustes que no se hicieron antes y haya que hacerlos todos a la vez", ha subrayado.
Maroto ha dicho que muchos de los ajustes son "difíciles de explicar y algunos difíciles de aplicar", pero ha indicado que "todo el mundo sabe que es imposible crear empleo y generar riqueza si antes no hemos depurado el problema de la deuda". "Si todo el dinero se lo come la deuda y los intereses no se puede crear empleo", ha insistido.
SECRETARIA MUNICIPAL
En relación a la amenaza por parte de la oposición de presentar una moción de reprobación tras acusarle de modificar el reglamento de puestos de trabajo para "designar a dedo" a la secretaria del pleno consistorial, Maroto ha explicado que la secretaria del pleno es "una funcionaria que va a pasar voluntariamente a otro puesto, donde va a estar con otras funciones" y lo que se va a hacer es "cubrir el puesto vacante con una norma que admite un concurso público entre funcionarios de habilitación nacional para cubrir ese puesto".
Según ha precisado, "esa norma que permite hacer esto" se aprobó "con los votos del PP, PSOE y PNV" y "lo contradictorio es que el PSOE y el PNV aprueban una norma para todas las ciudadanos y después no quieren que se aplique esa norma en Vitoria".
AEROPUERTO DE FORONDA
En relación al aeropuerto de Foronda, Maroto ha dicho que está "a muerte con Foronda" y ha afirmado que, debido a los "20 años de olvido permanente de Foronda" por parte del PNV y el Partido Socialista " hoy tenemos la situación que tenemos".
El alcalde de Vitoria ha asegurado que Foronda tiene su "máxima credibilidad". "Creo en ese aeropuerto, creo que es fundamental y los compromisos que estamos consiguiendo desde aquí es que ese aeropuerto no se cierre y que tenga toda la disponibilidad para todos los vuelos que existen en este momento y que puedan surgir en un futuro", ha dicho.
Según ha defendido, las medidas previstas para el aeropuerto alavés "deben de reconsiderarse en la certeza de que Foronda es un aeropuerto especial, tiene la máxima categoría como aeropuerto internacional y eso es una certeza, y ahí está mi compromiso".