Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El juez insta a la cárcel a aplicar ya el tercer grado a Julián Muñoz y concederle permisos

El abogado entiende que las salidas de fin de semana "se tendrían que aplicar desde este próximo viernes"
El Juzgado de Vigilancia Penitenciaria de Málaga ha instado a la cárcel a aplicar al exalcalde de la localidad malagueña de Marbella Julián Muñoz la modalidad de tercer grado que se estime oportuna, teniendo en cuenta sus circunstancias personales y particulares. Así, le requiere que "con la máxima celeridad" se adopten beneficios propios de dicho régimen de semilibertad y que se le concedan permisos de fin de semana.
Así consta en dos autos, en los que se estima sendos recursos presentados por el letrado de Muñoz, Antonio José García Cabrera, de Lemat Abogados, que ha planteado en distintos escritos remitido al juzgado que no se está ejecutando por la administración penitenciaria el régimen de semilibertad que su cliente ya tiene concedido desde hace tiempo. No obstante, dichas resoluciones se pueden recurrir en reforma y en apelación.
La Sección Tercera de la Audiencia de Málaga confirmó la concesión del tercer grado a Muñoz por enfermedad grave con padecimientos incurables, que ya fue concedido en agosto por el juzgado de Vigilancia Penitenciaria. Tras esto, la prisión malagueña de Alhaurín de la Torre, en la que se encuentra Muñoz, elevó al juzgado una propuesta de libertad condicional, que también se sigue tramitando en dicho órgano judicial y que la Fiscalía ya estudia.
Así, en uno de esos autos, a los que ha tenido acceso Europa Press, el juez requiere al centro penitenciario a dar "adecuado cumplimiento" a las resoluciones dictadas tanto por él mismo como por la Audiencia en relación con el tercer grado "en cuanto procede requerir a la junta de tratamiento resolver sobre la modalidad de tercer grado que se estime oportuna de aplicación", teniendo en cuenta las circunstancias particulares y personales del interno.
En la otra resolución, considera procedentes las salidas de fines de semana, que fueron solicitadas por el abogado pero denegadas por la junta de tratamiento, que son desde los viernes a las 16.00 horas hasta los lunes a las 08.00 horas con el establecimiento de las garantías de control que procedan adoptarse"; un "beneficio que podrá disfrutarse a partir del próximo fin de semana al no constar otro motivo de denegación de dichas peticiones".
El abogado de Muñoz entiende que esto "se tendría que aplicar desde este próximo viernes", según ha asegurado a Europa Press, a pesar de que exista la posibilidad de que la Fiscalía, que siempre se ha mostrado en contra de estos beneficios, presente un recurso. Además, el magistrado considera que debe procederse de manera "expresa e inmediata" a la tramitación de los permisos ordinarios que puedan corresponder al interno.
Desde la Fiscalía de Málaga han asegurado a Europa Press que se va a recurrir ambas resoluciones, especialmente el apartado en el que se conceden los permisos de fines de semana, solicitando que tenga efecto suspensivo, de tal manera que se paralice la decisión respecto a su salida hasta que se resuelva por la Audiencia.
ARGUMENTOS
En dichas resoluciones, el juez dice no compartir el carácter instrumental del tipo de tercer grado concedido a Muñoz --en virtud del artículo 104.04 del régimen penitenciario--, como sostienen tanto la prisión como la Fiscalía, apuntando que no se puede pretender que todos los casos en los que existe una progresión de grado fundamentada en dicho artículo sean resueltos de manera automática y sin que se tenga en cuenta la particularidad de cada uno.
Asimismo, tampoco comparte el juez que al elevarse la propuesta de libertad condicional por parte de la cárcel se estuviera ya dando cumplimiento a la legalidad, pues considera que "no puede admitirse que con el pretexto de estar a la espera de dicha tramitación se hurten del interno los derechos inherentes al grado obtenido por resolución judicial firme", que es, además, "de obligado cumplimiento".
Es más, en otra de las resoluciones, el mismo magistrado insiste en que el argumento de la tramitación de la libertad condicional, en el que se reiteran tanto la Fiscalía como la junta de tratamiento de la prisión malagueña, "no puede suponer limitación ni impedimento alguno para que mientras el interno pueda disfrutar de los beneficios inherentes al grado obtenido".
Por todo esto, se insta a la cárcel a que se adopten las medidas y beneficios propios del tercer grado concedido "que sean compatibles con su estancia en el centro penitenciario en el que actualmente se encuentra", con independencia de la tramitación de traslado al Centro de Inserción Social (CIS) elegido, que es el de la localidad gaditana de Algeciras.
Por otro lado, el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria ha dado traslado este jueves a la Fiscalía del expediente de libertad condicional, que fue elevado por la cárcel malagueña. Desde el ministerio público han indicado que ya se está estudiando dicho expediente y han precisado que si no hay modificación médica relevante, lo normal es que "la postura sea a favor".
Desde la Fiscalía entienden que una cosa es que se pueda conceder la libertad condicional "con unas reglas de conductas y bajo un control judicial" y otra diferente son los permisos penitenciarios o salidas.