Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un barco de armador español y bandera guineana fue secuestrado a principios de enero en el golfo de Guinea

Un barco de carga de un armador español, pero de bandera de Guinea Ecuatorial, fue secuestrado a principios de este año por piratas en el golfo de Guinea, aunque al cabo de unos días fue liberado, si bien actualmente su capitán y dos tripulantes más continúan retenidos en un lugar desconocido.
Así lo ha confirmado este jueves el almirante jefe del Estado Mayor de la Armada (AJEMA), Jaime Muñoz-Delgado, durante un encuentro con los medios de comunicación, en el que ha explicado que el barco, que cubría las rutas de tráfico entre Guinea Ecuatorial y sus islas, fue secuestrado el pasado 3 de enero.
Al parecer, una vez que tomaron el control los piratas llevaron el barco hasta la costa de Camerún y lo mantuvieron secuestrado durante dos días. Al cabo de este periodo, el carguero fue liberado, pero los captores se llevaron consigo al capitán y otros dos tripulantes, cuya nacionalidad no ha sido especificada, que a día de hoy continúan secuestrados.
Según la Armada, la actividad pirata en el golfo de Guinea es diferente a la que se desarrolla en el Cuerno de África. Principalmente, se trata de piratas "más violentos" y se dedican sobre todo a robar la carga y el combustible de los barcos que capturan.
Por eso, los secuestros en esta zona suelen tener una duración menor que los que se producen en aguas de Somalia, donde algunos buques han llegado a estar retenidos por piratas durante meses o incluso años.