Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las autoridades anuncian dos días festivos mientras sigue huelga en el bazar

El presidente iraní, Mahmoud Ahmadinejad. EFE/Archivotelecinco.es
Las autoridades iraníes anunciaron anoche dos días de festivos -hoy domingo y mañana- en Teherán y otras 18 de las treinta provincias del país, para "aminorar el consumo de energía" a causa de la actual ola de calor que ronda los 40 grados.
La medida coincide con la huelga de los comerciantes de bazar de Teherán en protesta por la subida de los impuestos directos.
Según la agencia estudiantil de noticias Isna, las oficinas y las organizaciones estatales, con excepción de los bancos y los hospitales permanecerán cerradas durante dos jornadas.
Con estos dos días festivos suman ya cinco los días de puente las festividades en Irán desde el pasado jueves, ya que el sábado también fue feriado en el país por festividad musulmana del profeta Mahoma.
Los bazares en Teherán, Tabriz e Isfahán fueron escenario esta semana de protestas y huelgas contra la nueva decisión tributaria del gobierno del presidente Mahmud Ahmadineyad debido a la crisis económica.
Las fuerzas de seguridad detuvieron la mañana del pasado jueves al representante del sector de vendedores de textiles en el bazar de Teherán durante las protestas.
Según fuentes pro reformistas, los agentes de seguridad también lanzaron gases lacrimógenas esa misma jornada para dispersar a la multitud en el tercer día de las protesta contra la subida de los impuestos directos.
Las protestas comenzaron el pasado martes con la huelga de los vendedores de oro y los vendedores de textiles.
Tras el descontento de los últimos días las autoridades iraníes dieron la marcha atrás y anunciaron durante una reunión con los representantes del bazar de Teherán el mantenimiento de los impuestos a los niveles del pasado.
El sector de los vendedores de textiles del bazar de Teherán sin embargo reclama la eliminación de la Ley de Impuestos Directos alegando la situación inerte del mercado afectado por la crisis económica en Irán.
El bazar especialmente de Teherán juega un papel importante en la economía tradicional iraní y la huelga de sus miembros fue muy decisiva durante la Revolución Islámica de 1979 que derrocó al sha Mohamad Reza Pahlevi.
Los bazaríes, gente tradicionalmente religiosa, han servido en los pasados treinta años de respaldo al gobierno teocrático de Teherán.