Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los tres bomberos sevillanos acusados de tráfico de personas son puestos en libertad

Final feliz para Manuel, Julio y Enrique. Eran las 9 de la noche cuando sus compañeros podían abrazarles tras una larguísima comparecencia que acabó con su puesta en libertad. Emocionados y agradecidos por las innumerables muestras de apoyo, han relatado el calvario que han vivido durante las casi 72 horas que han pasado detenidos. Juntos celebraban que el juez les ha dejado en libertad, sin cargos, de momento, pero con condiciones, porque tendrán que pagar 5000 euros cada uno, en concepto de depósito, hasta que la justicia griega determine si hay pruebas para acusarles. Los tres bomberos detenidos fueron detenidos mientras trataban de auxiliar a un grupo de refugiados sirios y fueron acusados de un delito de tráfico ilegal de personas y otro de posesión de armas. Según los guardias costeros, navegaban en una embarcación no autorizada y trataron de darse a la fuga cuando les dieron el alto.